Sobre este blog

Sergio Gracia Montes es graduado en Derecho por la Universidad de Córdoba. En 2018 impulsa desde Córdoba el Centro de Investigación de la Extrema Derecha (Cinved), con el que analiza y estudia los movimientos populistas y extremistas en España y a nivel internacional. Gracia cuenta con amplia formación en materia religiosa, política y de derechos humanos, e interviene en medios nacionales (Cuatro, La Sexta, Huffington Post, El Independiente, El Confidencial o El Temps) como experto en fanatismos y movimientos de ultraderecha.

Bisontes, extraterrestes y patriotas: Nosotros o el caos

Asalto ultra en Brasil.

0

En el año 1975 cuando agonizaba el dictador Franco, la revista Hermano Lobo publicó una viñeta donde se podía leer “Nosotros o el caos”. La extrema derecha a nivel global ha decidido atomizar todas las democracias en las que “toquen pelo”, y para ello, no ha dudado en asaltar por la fuerza, arma en mano en algunos casos, las diferentes instituciones que representan al país.

Corría el 6 de enero de 2021 cuando una turba de fanáticos y radicales ultraderechistas y neonazis asaltaban el Capitolio de los EE.UU. haciendo tambalearse la democracia estadounidense. El suceso tuvo lugar después de que Trump acusara de forma repetida un supuesto fraude electoral del que nunca aportó ninguna prueba.

De aquel asalto han quedado más 900 acusados, entre ellos un ex policía de Nueva York condenado a 10 años, además del fundador de Oath Keepers que ha sido declarado recientemente culpable de conspiración para cometer sedición.

Hoy, justo dos años después, han sido diferentes instituciones brasileñas las asaltadas por ultraderechistas, terraplanistas y negacionistas que hace dos días se ponían teléfonos en la cabeza y realizaban señales luminosas para llamar a los extraterrestres para que les liberaran del gobierno elegido democráticamente de Lula.

Para que uno se levante un día y se planteé asaltar una institución ha tenido que estar expuesto a un discurso paralelo durante un tiempo prolongado, donde el individuo ha decidido abstraerse de la realidad y vivir en ese submundo donde ha comprado cualquier barbaridad para defender a su líder mesiánico.

En Brasil, los seguidores de Bolsonaro que no reconocen la victoria democrática de Lula en las pasadas elecciones, y que llevan semanas a la espera de que el ejército diera un golpe de estado para evitar la toma de posesión del presidente electo, han invadido en el día de hoy el Palacio de Planalto, el Congreso Nacional y la Corte Suprema.

Gracias a la investigadora de extrema derecha brasileña Michele Prado que tuvo a bien informarnos de primera mano de lo que estaba ocurriendo, hemos podido conocer algo más sobre quién está detrás de estos hechos.

Michele ha sido amenazada en repetidas ocasiones por la extrema derecha brasileña debido a sus investigaciones y para la que preguntada sobre ¿Cómo calificaría lo qué está ocurriendo en Brasil? Nos contestó que lo que ocurre es queManifestantes de extrema derecha vinculados al bolsonarismo y otras corrientes de la far-right que diseminan teorías conspiratorias de fraude electoral y no reconocen las elecciones legítimas que eligieron a Lula. El aceleracionismo militante de la far-right brasileña crece desde hace mucho tiempo de forma exponencial, utilizando plataformas como Telegram para diseminar terrorismo estocástico, incitación al caos y al extremismo violento ideológicamente motivado”.

Trump y Bolsonaro han sido 2 de los principales apoyos de Abascal y la extrema derecha española durante estos años. No hay que olvidar que el hijo de Bolsonaro fue uno de los famosos firmantes de la Carta de Madrid, que fue impulsada por la Fundación Disenso, afín a Vox.

En España ese discurso paralelo, también lleva presente más de siete años como un martillo pilón a través de las diferentes redes sociales en forma de memes, videos, cadenas de mensajes etc. En 2020, Abascal acusó a un Gobierno elegido democráticamente por los españoles y españolas al más puro estilo trumpista y bolsonarista de “la mayor estafa electoral de nuestra democracia”. A esto, hay que añadir, las continuas referencias a dicho gobierno llamándolo “okupa”, donde no reconoce su autoridad ni legitimidad y con ello la del resto de Instituciones.

Este término ha sido comprado por los “cuñados” y es escuchado de forma reiterada en barras de bar y jaranas patrias, recordando una vez más, a los tardofranquistas aferrados al poder mientras agonizaba el dictador donde nuevamente el líder ultraderechista se refería al gobierno en los siguientes términos “Quieren hacer un Frente Popular comunista y separatista”.

Los diferentes líderes ultraderechistas en su hoja de ruta global han polarizado a las sociedades a través de las fake news, deslegitimando a gobiernos elegidos democráticamente y legitimando el uso de la violencia. Con ello, ha quedado patente que la extrema derecha, sus representantes institucionales y sus acólitos, se creen los únicos legitimados para dirigir las instituciones, enarbolando para ello si es necesario la bandera de la violencia, que en este caso esta justificada para salvar a la patria “del comunismo y el socialismo que quieren corromper las sociedades con sus valores progresistas”, y si esto no pasa, solo queda el caos, el caos que van a crear, asaltando instituciones o llevándose por delante a quien sea necesario aunque esto sea a través de actos terroristas.

En España hemos vivido situaciones poco menos que kafkianas donde miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han apoyado a esta extrema derecha o han estado detrás de manifestaciones terraplanistas o negacionistas al más puro estilo Bolsonarista o Trumpista, así que no debemos descartar que aquí se reproduzca lo ocurrido en EE.UU. o en Brasil. Mientras tanto los diferentes órganos internacionales siguen quietos mirando para otro lado, mientras las Instituciones son asaltadas a punta de pistola por ultraderechistas.

La pregunta que nos deberíamos hacer es ¿cuál será la próxima democracia que intentará subvertir esta extrema derecha?

Sobre este blog

Sergio Gracia Montes es graduado en Derecho por la Universidad de Córdoba. En 2018 impulsa desde Córdoba el Centro de Investigación de la Extrema Derecha (Cinved), con el que analiza y estudia los movimientos populistas y extremistas en España y a nivel internacional. Gracia cuenta con amplia formación en materia religiosa, política y de derechos humanos, e interviene en medios nacionales (Cuatro, La Sexta, Huffington Post, El Independiente, El Confidencial o El Temps) como experto en fanatismos y movimientos de ultraderecha.

Autores

Etiquetas
stats