Una deliciosa y generosa tradición

La hermandad del Calvario realiza estos días, hasta el próximo martes 8, su Muestra de Dulces Conventuales, que cumple su undécima edición, en el Palacio Episcopal | La recaudación irá a beneficio de los diferentes conventos, de Cáritas Parroquial y de la propia corporación

Un ligero vistazo resulta suficiente para sentir un deseo cuasi irrefrenable. El aspecto de cualquiera de los productos expuestos sobre las mesas dispuestas a lo largo del patio invita a probar, a saborear. Turrones, pastel cordobés o huesos de santo junto a algún que otro licor aparecen a la mirada de quienes hasta el Palacio Episcopal se acerquen estos días. Los villancicos amenizan el paseo ya antes de entrar, en la calle Torrijos. Se trata de una cita convertida en tradicional para la hermandad del Calvario, que además de deliciosa tiene un importante carácter solidario. Un evento sencillo que sirve, por otro lado, de preámbulo perfecto de la Navidad. Es la Muestra de Dulces Conventuales que cada año organiza la corporación radicada en San Lorenzo, que se desarrollará, tras su inauguración este jueves, hasta el próximo martes 8, festividad de la Inmaculada Concepción.

El recorrido por la repostería claustral que permite realizar la cofradía del Miércoles Santo cumple este 2015 su undécima edición, lo cual supone un claro síntoma de que está más que consolidado en el calendario cordobés. Y por supuesto en el programa de actuación de la propia corporación, que de esta forma ofrece además una opción de ingresos a diferentes conventos, algunos con maltrecha economía. "La Muestra de Dulces Conventuales se ha hecho en la hermandad ya una cita bastante importante, incluso más que el evento de Cruz de Mayo, porque esto es una obra social y cada día son más conventos los que participan. Empezamos con cinco y ya son doce y esperamos que con los años se incremente esa cantidad", explica el hermano mayor del Calvario, Rafael Guerra.

Una docena de conventos son, en efecto, los que presentan sus deliciosos dulces en la muestra. Y no sólo lo son de la Diócesis sino de otras provincias. El paseo permite viajar hasta la localidad jiennense de Martos de la mano de la repostería de las Hermanas Trinitarias o hasta la granadina de Baza con la presencia de la Santísima Trinidad. De tierras sevillanas llegan las joyas para el paladar de Santa Clara de Estepa, de la Purísima Concepción de Marchena, de las Monjas Jerónimas de Constantina y del Convento Concepcionista de Osuna. Mientras, de Córdoba aparecen sobre las mesas los productos artesanales de los conventos de Santa Isabel (San Pancracio), Santa Cruz y Santa Ana y San José de la capital, así como de los erigidos como Santa Clara en Montilla y Belalcázar y el Monasterio de San José de Villaviciosa.

Acerca de los dulces, Rafael Guerra destaca que estos "están hechos con una materia prima diferente, el aceite o almendra que utilizan no es a lo mejor el que puedas encontrar en centros comerciales". He ahí, lo que hace de la repostería claustral una auténtica delicia, de entre las que este año se presentan novedades como los marroquineros del Convento Concepcionista de Osuna. En cuanto a la importancia de la cita en lo que se refiere a su carácter solidario, la recaudación total se repartirá entre los conventos participantes, Cáritas Parroquial y la propia corporación de San Lorenzo. "Los conventos están a día de hoy muy precarios, algunos se están viniendo abajo y no tienen subvenciones, por lo que estos ingresos son una manera de tener ayuda para restaurarlos", explica el hermano mayor del Calvario sobre el generoso gesto de la cofradía.

La muestra continuará hasta el próximo martes 8 con un horario que irá de 10:30 a 20:00 cada día. El domingo, además, el recorrido por la exposición de dulces estará amenizado al mediodía por el Coro Amigos del Rocío.

Etiquetas
Publicado el
4 de diciembre de 2015 - 13:00 h