Antonio Bernal restaurará la Virgen de los Dolores de Fernán Núñez

La hermandad homónima pretende recuperar el aspecto original de la imagen de Martínez Cerrillo | La labor se efectuará también en el aspecto estructural de la talla, realizada entre 1950 y 1951

Terminada la Semana Santa, y con el tiempo de Glorias ya iniciado, la actividad no cesa en las hermandades penitenciales. Todo lo contrario, pues estas corporaciones continúan con su trabajo a lo largo de todo el año. En ese sentido, el período actual es aprovechado por no pocas para efectuar labores importantes como la restauración de sus titulares. En la capital, están aprobadas las del Señor de la Caridad, que tendrá su inicio en unas semanas, o la de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia. En este último caso, la tarea la desarrollará Antonio Bernal, quien también hará lo propio con la imagen de Nuestra Señora de los Dolores de Fernán Núñez. La cofradía homónima de la localidad de la Campiña Sur optó, al igual que la Paz en Córdoba, por dicho imaginero dado a su gran conocimiento de la obra de Juan Martínez Cerrillo.

Tal y como informara esta hermandad, la imagen de Nuestra Señora de los Dolores fue retirada del culto este fin de semana con el fin de ser sometida a una restauración en los talleres de Antonio Bernal en la capital. El escultor realizará una rehabilitación integral de la talla, tanto estructuralmente como, sobre todo, en la policromía. En ese último aspecto, la corporación de Fernán Núñez, radicada en la parroquia de la Vera Cruz, pretende recuperar la policromía original de Martínez Cerrillo, de cuyas gubias surgiera la imagen entre 1950 y 1951. Ésta se encuentra oculta en la actualidad por al menos dos capas posteriores, una del propio artista bujalanceño, aplicada allá en la década de los ochenta, y otra desarrollada en los noventa.

Esas dos intervenciones alteraron el aspecto original de la imagen, según explicó a esta revista la propia hermandad que ahora tiene la intención de devolver a su titular su esplendor primitivo. Por otro lado, a nivel estructural se subsanarán varias grietas aparecidas en el ensamble de la mascarilla con el resto de la cabeza, así como otros desperfectos similares que presenta en los párpados. La labor de restauración también tendrá lugar en el candelero de la talla, que será sustituido por uno nuevo, al igual que los brazos y el sistema de articulaciones, que se encontraba dañado.

Etiquetas
Publicado el
4 de abril de 2016 - 14:01 h