Este PSOE de Sánchez tampoco es de fiar

Tanto González, como Zapatero y ahora Sánchez han faltado a sus promesas electorales con los grandes retos sociales y económicos y han fallado a los colectivos mas precarios y vulnerables en sus aspiraciones de igualdad y justicia social. Porque han obedecido a los mandatos prioritarios de Maastricht, la troika europea y la élite empresarial y financiera (CEOE, Banca y Bolsa), en detrimento de las personas trabajadoras, pensionistas y del medio ambiente. Y utilizando de forma torticera y engaños al poder de los medios de comunicación para culpabilizar a UP, que a su vez están cayendo en su trampa.

Sánchez, tras saborear el poder en España y Europa, ha vuelto al redil de Susana, Felipe, Alfonso, Ibarra… Casado, Rivera y Abascal; y la militancia que lo apoyó en su vuelta a la política hoy le daría la espalda por preferir el apoyo de Cs al cogobierno con UP.

Pero antes que llegar a nuevas elecciones generales es preferible abstenerse. Forzarlas nos depararía a la izquierda transformadora de UP resultados más negativos e inciertos por la volatilidad del voto izquierdista. Supondría volver a empezar desde la marginalidad política, pero sin 15M y con los liderazgos sociales rotos y dispersos

después del breve paso por las instituciones.

Como inscrito he votado el mal menor, que gobierne Sánchez en solitario con un pacto programático para recuperar los derechos perdidos en los años de crisis y que nuestras organizaciones reflexionen y rectifiquen de forma autocritica sobre el porqué del voto perdido y sus consecuencias.

José Moñino Esquiva

Etiquetas
Publicado el
19 de julio de 2019 - 12:32 h