En el descanso de un partido

Hace algunos martes nos reunimos cinco amigos para ver otro partido de Champions,

ninguno hemos recibido el Nobel de la Paz ni hemos estado nunca en las apuestas para el Príncipe de Asturias, somos gente más o menos como tú, mitad virtud mitad defecto, solidarios de boquilla y mas egoístas y celosos de lo nuestro de los que nos gusta reconocer en público.

En el descanso del partido y tras discutir que si un penalti fue o no fue,

uno de nosotros saco el tema de las personas que huyen de la guerra de Siria y como nuestra sociedad las está tratando. Como tú, tampoco ésta era la primera vez que sentíamos malestar y vergüenza al tratar este tema, pero esta vez, no estoy muy seguro de por qué, se nos ocurrió que quizás podríamos hacer algo mas que lamentarnos por su suerte y seguir con nuestras vidas como si nada. El árbitro pitó el inicio de la segunda parte pero ninguno de los cinco le pusimos demasiada atención, entre jugada y jugada íbamos soltando ideas.

A la mañana siguiente ya habíamos contactado con la asociación de unas amigas que se dedican a esto de la solidaridad de una manera mas clara y activa

(Asociación Psicosocial Factor Humano) y con otras plataformas cordobesas a las que pedimos ayuda y colaboración, también involucramos a otros amigos y en poco tiempo hemos conseguido entre todos que el Ayuntamiento nos ceda un espacio, que Sadeco colabore con la carteleria y que empresas cordobesas como el Sojo o Rafalete nos donen la comida y bebida necesaria para realizar un encuentro con el fin de recaudar dinero para las personas que huyen del conflicto sirio.

Rápidamente algunos grupos musicales se ofrecieron para actuar y encontramos a unos cordobeses generosos y valientes que en junio dejaran a un lado sus vidas y se irán a Grecia para ayudar a estas personas, ellos harán llegar a los refugiados la totalidad del dinero recaudado.

Escribimos estas líneas para invitar a todos los cordobeses al encuentro que se celebrará el próximo 14 de mayo en la Ermita de la Aurora, pero sobre todo te invitamos a ti que eres uno de los nuestros, uno de esos indignados de tertulia que a la hora de la verdad actúan poco. Lo hacemos porque ahora sabemos que es verdad eso que dicen de que todos podemos hacer algo, hemos aprendido que con un poco de esfuerzo y colaboración las ideas se pueden poner en marcha.

Esta vez esperamos que vengas a tomarte un pinchito y una caña con nosotros para ayudarnos a recaudar fondos (como veras te lo ponemos fácil), pero después piensa que es lo que te corresponde hacer a ti, habla con la gente que te rodea y pide colaboración, todo es mas sencillo de lo que parece y hay mucho indignado pasivo dispuesto a pasar a la acción si alguien le empuja.

No te pedimos que dediques toda tu vida a los demás, nosotros tampoco lo hacemos, solo que tengas en cuenta que en esta sociedad tan deficiente hasta los egoístas tenemos cosas que aportar y que es mucho lo que se puede organizar en el descanso de un partido.

Samuel Boza

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2016 - 09:54 h
stats