Canciones para viajar en Tren

Los trenes son caballos de hierro, como las cintas de cassette que antes escuchábamos. Esta lista tiene canciones para viajar en ferrocarril, porque ir en tren es otra forma de ir. Disfruten del viaje, hay tiempo para todo. Dejen los móviles, el ordenador, los periódicos, las tablet y las redes sociales. Escuchen música, dejen libre la mente y prueben a balancearse con el monstruo de metal.

more

Último fin de semana de marzo. Segundo de primavera. Cambio  de hora. Buen tiempo, amigos, cervezas al solecito  que se alargan y música. Mucha música. Gente moderna que sale a bailar Impresionante el concierto de Señor Blanco en la Sala Hangar.

Alguien tenía que decirlo: La Córdoba de estos días es para no perdérsela. ¡Vengan! y haganlo en tren.

Música para viajar en tren. Sergio lanza el guante y yo lo recojo encantado. Wilco, Yo la Tengo, EELS, Beck, Maga, Los Planetas… Viajes de ida y vuelta, paisajes, encuentros, reencuentros y despedidas.  Cerves en el coche-bar y la expectación por un nuevo concierto. Alta velocidad española que te conecta con Madrid y los grandes carteles internacionales: RollingStones, Arctic Monkeys, The killers, Kooks, Mando Diao, The National…

Siempre me han gustado los trenes, más que gustarme me dejan embobado. Quizás debería haber nacido en otro país y practicar el trainspotting (afición relativamente popular en el Reino Unido de observar trenes).

Puede ser que todo comenzará porque yo quería un scalextric como todos los niños, pero los reyes magos confundieron mi carta y me trajeron un tren eléctrico. A partir de ese momento quise ser ferroviario. Tener una gorra y un banderín, conducir una locomotora, ser revisor… el oficio me daba igual, quería pertenecer al gremio y estar cerca de los caballos de hierro.

Me he montado mucho en tren, de ancho español, internacional y de vía estrecha, en metros, en tranvías, en todo lo que sea con ruedas de hierro que chirrían al contacto con el rail. He dormido en estaciones, he amado en andenes, he llorado en salas de espera, he resoplado en taquillas, he comido bocadillos de embutido plastificado en bancos con mucha mugre... las estaciones de tren son así. Me gustan por el ajetreo que tienen, por la vida interior que generan y sobre todo por las miradas furtivas a las pasajeras que buscan su andén. Sin embargo lo que más me gusta es el hecho de viajar mirando la gran ventana del vagón. Ver como el paisaje va dejando piedras y montañas atrás.

Cuando viajo en tren la música es diferente, es relajada, no quiero estresarme, quiero acunarme al ritmo que marcan las catenarias. Escucho canciones como las de esta lista, de las que te dejan pensar en más cosas, porque el tren es eso, un sitio que te deja pensar.

Si nos vemos en un tren camino a cualquier parte y llevo unos cascos puestos, quizás esté pensando en mis cosas o quizás en las tuyas. Si quieres que pensemos juntos siéntate al lado, te presto un auricular. El resto puede esperar.

https://open.spotify.com/user/groenlandiers/playlist/2nBLAfJupfDzUXarSz7wNe

Etiquetas
Publicado el
30 de marzo de 2015 - 10:46 h