Mosquitos, tigres y ciencia ciudadana

La semana pasada conocí gracias a la página web Nosolosig, un interesante proyecto con el atractivo nombre AtrapaelTigre.com. Lejos de tener nada que vez con ningún tipo de cacería o safari Real, el proyecto impulsado por el  Laboratorio de Ecología del Movimiento del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) tiene como objetivo principal el seguimiento, control y erradicación de la especie invasora de un mosquito de pequeño tamaño, color negro y rayas blancas en varias partes de su cuerpo conocido como mosquito tigre.

El proyecto impulsa la participación de la ciudadanía mediante una aplicación móvil llamada Tigatrapp, disponible para iOS y Android, para la toma de datos y localización geográfica de la presencia del mosquito tigre y sus potenciales lugares de cría en espacios públicos. El usuario envía informes de lugares de cría y hallazgos de esta especie procedente del sudeste asiático que posteriormente son publicados sobre un mapa web ciudadano sobre OpenStreetMap cuyo código puede ser reutilizado bajo licencia de software libre y de código abierto (GPLv3). La aplicación también nos ofrece novedades e información textual y gráfica sobre esta esta peligrosa especie para facilitar su reconocimiento y poder combatirla.

El concepto general que reviste este proyecto es el de favorecer la ciencia ciudadana  o investigación científica llevada a cabo por ciudadanos colaboradores. En estas iniciativas, el papel del ciudadano se centra principalmente en la recopilación de datos, mientras que los  científicos y especialistas se encargan de revisar y tutelar la toma de datos, filtrar la información y difundir entre la sociedad el conocimiento generado con recursos públicos. Quisiera resaltar que este último aspecto, el de difundir los resultados científicos a la ciudadanía, está tratado de forma muy cuidada en la propia web del proyecto; no hay tecnicismos y los contenidos se exponen con una sencillez que se agradece y que ayudan a comprender rápidamente los objetivos de la investigación. Para saber más sobre en qué consiste la ciencia ciudadana existe una publicación titulada ‘Libro verde de la ciencia ciudadana’, elaborado en el marco del proyecto europeo Socientize (7PM).

Como podemos comprobar gracias a este proyecto, las potentes máquinas que a día de hoy casi todos tenemos en nuestros bolsillos, pueden tener otros usos muy interesantes de los que normalmente le damos. Con un poco de ingenio por parte de los científicos, algo de financiación púbica/privada y el uso correcto de la tecnologías de información geográfica se puede llegar a involucrar a las ciudadanos en líneas de investigación de muy variada índole y potenciar el desarrollo científico que desgraciadamente hoy es tan complicado.

Etiquetas
Publicado el
8 de julio de 2014 - 12:43 h
stats