Mayo, el mes de los Planos

Mayo, además de ser el mes de los Patios, de la Cata, de las Cruces, de la Feria, es también el mes de los "Planos". Sí han oído bien, el mes de los planos. Me explico. No hace falta esperar a la publicación de datos y cifras del sector turístico de este mes, para comprobar, con sólo un paseo por el entorno de la Estación, las Tendillas, el Alcázar o la Mezquita-Catedral que mayo es, seguramente, el mes en el que más planos se reparten en la ciudad, no sólo entre visitantes, sino también entre los propios cordobeses.

Es curioso comprobar que, a pesar del gran avance que desde el punto del consumo de información geográfica ha supuesto la telefonía móvil y el acceso a Internet, el uso del plano en papel de toda la vida no ha decaído, al menos en el ámbio del turismo.

El manejo del teléfono o las tabletas para consultar planos tiene sin duda sus ventajas. Algunas de ellas podrían ser la posibilidad de saber dónde estamos en cualquier momento, encontrar la ruta adecuada para ir a un determinado lugar, o poder descargarnos un aplicación temática que nos mantenga informados y nos ofrezca planos de localización de los puntos de interés para disfrutar correctamente de mayo cordobés como pueden ser patios, balcones, casetas, paradas de bus y taxis, tabernas o farmacias.

Pero como todo en la vida, esto de la tecnología tiene sus inconvenientes. Si empezamos por donde más duele, la conexión a datos desde el teléfono hay que pagarla, y si somos un turista extranjero no se nos puede olvidar el tema del roaming o itinerancia. Otra cuestión, es que no todas las personas se manejan bien con las nuevas tecnologías, por lo que la información vía medios digitales no llega a todos los públicos. Y dejo para el final, lo que es para mí, uno de los fastidios más importantes al buscarse por el móvil: a pleno solazo cordobés y a pesar de colocarnos unas buenas gafas de sol la pantalla del móvil no se ve un pimiento.

Seguro que por alguna de estas razones y por todas las que a uno se le ocurran, muchos pensamos que dónde se ponga un buen plano en papel...

Teniendo en cuenta las posibilidades que la versión impresa de un plano pueda tener, no todos estos documentos cartográficos cumplen su objetivo que no es otro que transmitir un mensaje, en este caso con un componente geográfico, a un receptor (para saber más buscar semiología gráfica). La realidad es tan compleja que conseguir sintetizarla en un papel es harto difícil y sobre todo depende mucho del tipo de receptor, edad, nivel cultural, accesibilidad visual. Además de todo, el plano en papel debería ser atractivo en su diseño mediante una buena composición de colores, formas o tipos y tamaño de letras.

De los planos de mayo que he visto, en muchos he echado en falta la indicación del norte, sobre todo si el plano ha sido rotado en algún sentido para ajustarlo al formato. Otro aspecto que, a menos a mí me gusta que tenga un buen plano, es una escala que permita calcular de forma rápida una distancia. No es lo mismo quedar en la portada de la Feria que en la caseta municipal, y aunque la mayoría ya sabemos cuan largo es nuestro recinto ferial y que si debemos hacer este trayecto, lo mejor es hacer paradas estratégicas para recuperar el resuello, para los que se acercan por nuestra Feria por primera vez, es interesante avisarles que la cosa es más grande de lo que parece en el correspondiente plano oficial, hecho que se arreglaría con una modesta escala gráfica.

Como final, y para que puedan comprobar que hasta en este ámbito se puede innovar, acompaño un vídeo de una empresa que ha solucionado la cuestión de poder hacer zoom en planos de papel.

Feliz Feria y que no se me des-coordenen ustedes mucho

[jwplayer mediaid="124"]

map² - The Zoomable Map on Paper - YouTube

Etiquetas
Publicado el
27 de mayo de 2014 - 15:50 h
stats