Datos Abiertos

¿Qué tienen en común una aplicación que localiza las estaciones de servicio más baratas, otra que ofrece información de los niveles de polen por zonas o una tercera que nos informa del lugar, fecha y hora de los eventos culturales de una ciudad? Pues en estos tres casos, y en otros muchos, la vinculación entre ellas es que la información utilizada está proporcionada por la administración pública bajo la filosofía de Datos Abiertos.

Bajo el concepto Datos Abiertos (Open Data en inglés) se engloba toda una serie de iniciativas vinculadas a lograr que determinados datos estén disponibles de forma libre a todo el mundo, sin restricciones de copyright, patentes u otros mecanismos de control. Los proyectos bajo el calificativo open no se limitan a la información, también podemos encontrar iniciativas abiertas vinculadas a código, hardware, ciencia o gobierno.

Tras mi paso por la administración pública puede comprobar el gran volumen de información geográfica que se manejaba y que en la mayoría de las ocasiones quedaba (mejor dicho queda) almacenada, antes en papel ahora en formato digital, y que en pocas ocasiones será reutilizada. Esta situación comienza a cambiar poco a poco desde la Ley 37/2007, de 16 de noviembre, sobre reutilización de la información del sector público, momento en el cual muchas administraciones públicas ponen en marcha, con mayor o menor fortuna*, sus portales de datos abiertos. En estos portales suele haber un apartado fijo sobre los catálogos de datos disponibles y un apartado de aplicaciones, tipo web o aplicación móvil, a modo "casos de éxito". Como en este blog nos centramos en temas "geo", os dejo al final algunos ejemplos basados en estos datos abiertos donde la localización o la cartografía es parte fundamental. De todas formas los datos también pueden aprovecharse para iniciativas ciudadanas tan interesantes como "Dónde van mis impuestos".

Si nos centramos en nuestra escala local, allá por el 2011 apareció en la red Open Data Córdoba. Si bien este portal subía a Córdoba en el carro de los ayuntamientos "abiertos", la mayoría de los datos que se ofrecían, según recuerdo, estaban formato no estructurado (pdf, enlaces a otras web municipales), es decir se requería técnicas y programas adicionales, y en ocasiones propietarios, para tratar el documento. Este tipo de presentación de datos se define como el nivel más bajo dentro de "apertura" según la clasificación definida por Tim Berners-Lee. OpenData Córdoba desapareció al poco tiempo.

Quizás sea un buen momento para que los distintos organismos municipales se planteen incorporar en sus páginas web, esta vez de una forma más modesta pero bien planificada y tecnológicamente avanzada, un apartado "open" de sus datos. Sabemos que la situación es complicada para que la administración invierta en innovación pero sería de gran interés para la ciudadanía (favorece la transparencia) y para las empresas (incentiva y genera riqueza) poder aprovechar y darle un nuevo uso a esos datos públicos generados con nuestros impuestos y que actualmente "duermen el sueño de los justos". Por pedir.

*Os recomiendo este artículo de la web Civio donde se habla sobre la proliferación de este tipo de portales.

Etiquetas
Publicado el
25 de febrero de 2014 - 15:14 h
stats