Conócete, Prepárate, Supérate

En estos días en los que la  mayoría de estudiantes preuniversitarios están realizando las pruebas de selectividad , he de confesar que tengo un cierto sentimiento de  nostalgia. Nostalgia porque se trata de uno de esos puntos de inflexión que acontecen en la vida de las personas donde aparecen encrucijadas de caminos,opciones, toma de decisiones,... en definitiva la vida misma.

Durante 4,5,6 años la persona entrará en el emocionante mundo de la Universidad. Existen voces muy críticas respecto de esta etapa vital (algunas porque carecen de esta formación, lo cual resulta algo sectario ¿verdad?), que si bien necesita de una revisión (¡y que no en estos tiempos!) para mi resultó clave y decisiva en mi vida (entre otras cosas porque allí conocí a mi mujer ;-) )

La Universidad hizo despertar en mi valores como el esfuerzo, el sacrificio, la vision de futuro, la importancia de las relaciones personales. Me dotó de un marco metodológico para encuadrar situaciones comprometidas y encontrarles una solución. Como he dicho anteriormente, el modelo actual de Universidad debe de sufrir una profunda remodelación. La información ya no es una exclusiva de las Universidades, porque la revolución tecnológica ha propiciado la "democratización del conocimiento" y el acceso universal a la misma. Hoy en día, si te lo propones, eres habilidoso en la búsqueda de recursos en la web y tienes una metodología de estudio adecuada, puedes convertir en un especialista de cualquier materia. La Universidad ha de convertirse en el driver perfecto entre el teórico-ideal mundo académico y el práctico-contundente mundo laboral. Un espacio que fomente la creatividad, la iniciativa y el desarrollo del talento.

Sin duda es un paso decisivo pero no definitivo. Siempre he sido de la opinión de que todo conocimiento que adquieras en tu vida, no caerá en saco roto, a buen seguro que tendrá una aplicación posterior. Steve Jobs en su mítico discurso de graduación a los alumnos de la Universidad de Stanford explica como, el estudio de las caligrafía Serif en un taller de escritura, fue lo que provocó que el primer Mac incorporara este tipo de letra.

En mi etapa preuniversitaria si me hubiera gustado contar con el acompañamiento de un coach, porque creo que probablemente no hubiera cursado los estudios que en su día hice (o sí...¿quién sabe?). Alguien que hubiera trabajado conmigo sobre aquello que me apasiona y en lo que tengo talento. Cuando conectas tu pasión con aquello que tienes una habilidad especial (innata o adquirida) se abre un mundo de posibilidades. Y cuando consigues convertirlo en tu modo de ganarte la vida (tu profesión), serás un privilegiado porque no trabajarás ni un sólo día de tu vida.

San Agustín expresó el siguiente razonamiento: "Conócete, Acéptate, Supérate". Yo para el tema que nos ocupa lo tunearía de la siguiene manera: CONÓCETE, PREPÁRATE Y SUPÉRATE. Porque si algo claro me dejó la Universidad es que tu preparación no es un destino sino un camino, donde el reciclaje, la actualización y la especialización son requisitos indispensables para el ejercicio responsable de una profesión. SUERTE EN LOS EXÁMENES. BE TIM.

Etiquetas
Publicado el
12 de junio de 2014 - 09:51 h
stats