El Virgen del Carmen crea escuela

La buena racha de su joven equipo sénior completa el momento dulce que vive en todas las categorías del baloncesto el club carmelita

Era el que faltaba. Y ya está ahí. Con tres victorias logradas de forma consecutiva, el equipo sénior del Colegio Virgen del Carmen ha dado otro aspecto a su situación en la Primera Nacional y ha conseguido, de paso, dar la última pincelada a un cuadro que enorgullece a la familia del baloncesto en el Colegio Virgen del Carmen. Todos sus equipos masculinos -también cuenta con línea femenina, con éxito- figuran en los lugares más destacados de las competiciones federadas: desde minibásket hasta júnior están inmersos en la lucha por los títulos. Todos tienen ya el play off en el horizonte. Y el conjunto sénior, que ha tardado más en arrancar -el equipo es de nueva creación este año-, ya está carburando como se podía esperar. En las instalaciones del Carmen se respira orgullo. Paco Zafra, principal impulsor del proyecto, ya lo tiene metido en los carriles que soñaba.

Con su triunfo por 67-61 ante el Grupo Indalview B. Murgui el pasado fin de semana, el CV Carmen se sacudió unos cuantos complejos. Después de haber derrotado en la semana anterior al Peñarroya en un derbi con polémica arbitral, el equipo de Antonio Navas necesitaba enseñar en su propia casa que su potencial le da para competir con sus adversarios directos por la permanencia. Ahora, con un balance de 4-9, deja más lejos las últimas plazas y, aunque será difícil, puede soñar con dar un paso más arriba. Con un plantel joven, compuesto por ex jugadores y alumnos del colegio, el Cv Carmen está resolviendo con valentía su debut en una categoría dura como la Primera Nacional. Los veteranos Didac y, sobre todo, el pívot Carlos Olmedo -su principal referencia en la cancha-, dan empaque a un grupo que tiene a cinco júniors de la temporada anterior y a otros ex del club que, en algunos casos, no competían desde hacía tiempo. El experimento está resultando satisfactorio. El prieguense Antonio Navas cuenta con talentos de extraordinaria proyección, entre los que destaca el que posiblemente sea el mejor base joven de Córdoba, José Carlos Romero, un jugador de 18 años que se desenvuelve con sorprendente madurez en la pista.

El equipo sénior se presenta como el destino natural para todos los que forman parte de la cantera carmelita, que vive un momento de esplendor gracias un programa de trabajo serio y un staff de entrenadores muy comprometido. En la categoría de minibasket, después de la conquista del título en la temporada pasada, el CV Carmen puede romper una marca histórica si repite el éxito. Que un club revalide el título en la misma categoría dos cursos seguidos es una circunstancia que no se produce desde hace más de tres lustros. De momento, el mini carmelita es líder con una marca de 11 victorias y ninguna derrota. Otro equipo que no conoce revés en lo que va de campeonato es el júnior, que lidera su grupo con un récord de 10 triunfos encadenados. En infantiles y cadetes, el Carmen también tiene asegurados los play offs por el título con sus equipos A -que aspiran al campeonato- y también con sus equipos B, un dato que refleja el buen trabajo que se viene haciendo y que garantiza el nivel para futuras ediciones. El Colegio Virgen del Carmen, un clásico del baloncesto cordobés, sigue creando escuela.

Etiquetas
Publicado el
13 de febrero de 2014 - 15:10 h