Una pugna clásica inevitable en edad de aprendizaje

Séneca y Córdoba reeditan su lucha por el título de Primera Provincial Benjamín de la pasada campaña y empiezan a marcar diferencias, con permiso del Villafranca

Existen pugnas clásicas que no dejan de ser ni siquiera cuando el fútbol aún consiste en una aventura de formación y aprendizaje, cuando se golpea un balón con menos de diez años. Porque incluso a esa edad es importante la competitividad, aunque siempre desde la perspectiva del juego limpio y los valores y entendida como otra manera de educar en el crecimiento. El deporte, también en la base, es eso. Una lucha no sólo por mejorar sino también por intentar ser el mejor. En ésas están, una temporada más, el Córdoba y el Séneca en Primera Provincial Benjamín, categoría en que comienzan a marcar diferencias cuando apenas han transcurrido nueve jornadas. Ambos equipos, enemigos íntimos, mantienen una pelea que la pasada campaña alcanzó hasta el penúltimo encuentro. Entonces, el título fue para los blanquiverdes, que esta vez miran la clasificación desde el segundo puesto.

El liderato es en la actualidad para el Séneca, que todavía desconoce el agrio sabor de la derrota. Los rojinegros sólo cedieron un empate en la quinta fecha del curso ante el Higuerón. El resto de encuentros los cerraron siempre con triunfo, incluido el duelo por excelencia del fútbol base cordobés. El Córdoba cayó por 4-2 en la segunda cita del campeonato, la única en que dejó de ganar. Porque en número de victorias los dos equipos están igualados. La diferencia la marca precisamente el resultado en su particular contienda. La escuadra del Enrique Puga suma 22 puntos y su máximo rival uno menos. Pero a la pugna se quiere sumar el Villafranca, que se encuentra tercero con 19 puntos.

Los tres conjuntos tienen algo en común que les hace estar un escalón por encima del resto de adversarios: cuentan con un partido menos que otros cuadros como Salvador Allende, Higuerón, Juanín y Diego o Los Califas, que intentan seguir la su estela. Los villafranqueños se ganaron la tercera plaza este fin de semana al vencer precisamente a uno de esos perseguidores de Séneca y Córdoba: el Salvador Allende (1-4). Los rojinegros, por cierto, descansaron en esta ocasión, debido a que son 15 los equipos que conforman la categoría. El conjunto blanquiverde, por su parte, no podía fallar en ese octavo encuentro que debía disputar y no lo hizo: impusieron un rotundo a la par que duro 14-0 al San Lorenzo, que se queda con 14 puntos en la octava posición. Así, la pugna clásica continúa. Eso sí, con permiso del Villafranca.

Etiquetas
Publicado el
19 de noviembre de 2013 - 21:25 h
stats