Marta Rojano y el futuro prometedor de una campeona

La atleta del Trotasierra posee en la actualidad el récord nacional en 1.500 obstáculos en categoría cadete y a sus 14 años es uno de los grandes talentos del deporte cordobés

En cada fotografía aparece con una amplia sonrisa. Es la imagen de la felicidad, que sólo cambia cuando la cámara enfoca sus progresos en plena competición. Entonces, su rostro es el reflejo del esfuerzo necesario para crecer y probar el sabor del triunfo. Porque con sólo 14 años sabe perfectamente que el mejor camino hacia el éxito, y también hacia la superación y la realización personales, está en la disciplina. Nada hay sin sacrificio ni constancia. Se llama Marta Rojano Saavedra y es una de las mayores promesas del atletismo cordobés, al que aporta lógicamente la ilusión y la frescura normales de su edad. Al fin y al cabo, el deporte es también una buena manera de compartir experiencias con otros compañeros y de sumar valores como la humildad en el trabajo o el respeto al rival.

Así se labra una campeona nacida en Hornachuelos (24 de mayo de 1999) y que crece en el Club Trotasierra de esta localidad. Marta Rojano se presenta con una tremenda proyección de futuro gracias a las credenciales con que cuenta en el presente. No en vano, en la actualidad ostenta el récord nacional en 1.500 obstáculos en categoría cadete, un éxito conseguido el pasado mes de mayo en el Campeonato de España Escolar por Autonomías. En las instalaciones malagueñas de Carranque completó la prueba con una marca de 5.06.34 que le reportó una medalla de oro que después se volvió a colocar en Granollers. En la ciudad barcelonesa regresó al primer cajón del podio al proclamarse campeona de España. Estos triunfos son el claro ejemplo de que se trata de una promesa a la que tener muy en cuenta. La Real Federación Española de Atletismo ya lo hace y la convoca para una concentración de jóvenes talentos que tendrá lugar en León entre el 26 y el 30 de diciembre. Allí se dan cita los valores que más alto apuntan a nivel nacional.

"Después de todos los entrenamientos y el trabajo, tengo la satisfacción de haberlo conseguido", afirma sobre estos éxitos la joven campeona. Tímida pero disciplinada, así es una Marta Rojano que ya ha logrado incluso llamar la atención de una marca dedicada a la fabricación y diseño a medida de ropa para eventos deportivos. Desde hace unas semanas, se conoce que Als Sport vestirá a la atleta de Hornachuelos, algo que a título individual no había hecho hasta ahora con ningún otro deportista. Es un detalle más de los muchos que comienza apuntar en su trayectoria la promesa del Trotasierra, que no se plantea siquiera nada de cara al futuro. Lo importante está en el día a día, así se llega al crecimiento. Eso sí, confiesa que quizá le gustaría estudiar Magisterio de Educación Física. Pero antes de acudir a los años venideros, es mejor recordar los que fueron el origen de una historia a la que a buen seguro todavía se le deben sumar bastantes páginas.

Marta comenzó a dar buena prueba de sus cualidades como atleta con sólo seis años, cuando participó en las escuelas multideportivas que organiza el Ayuntamiento de Hornachuelos. El que hoy es su entrenador, Miguel Ángel Aguilera, ya notó en ese momento que en esa pequeña había madera de campeona. Así, a los siete entró a formar parte del Trotasierra, con el que empezó en carreras populares. Después los triunfos fueron llegando en competiciones como el Cross de Itálica. En edad infantil destacó en 500 metros. Pero no todo es un camino de rosas, pues a pesar de ser una deportista todavía joven también conoce la amargura de las lesiones, que a finales del pasado año hicieron acto de presencia. Sufrió dos esguinces de tobillo seguidos y eso le hizo no comenzar al cien por cien esta temporada. Sin embargo, lejos de bajar los brazos trabajó y encontró su recompensa con los oros que consiguió en Málaga y en Granollers. Con 14 años sabe de superación.

Cada nuevo paso en su andadura es fruto de un trabajo disciplinado, que se hace mayor con los triunfos. También tiene importancia su humildad en el entrenamiento y en la competición, cualidad que destaca su entrenador, que "destacaría su elegancia a la hora de correr, que es muy buena técnicamente en el obstáculo y sobre todo que tiene un final terrorífico; prácticamente no ha perdido ninguna carrera en los últimos metros". Miguel Ángel Aguilera señala el potencial de Marta Rojano y relata una fantástica anécdota, que hace mucho más emocionante su corta historia deportiva. Tanto ella como la otra gran promesa del atletismo cordobés surgida del Trotasierra y hace poco firmada por el Playas de Castellón Estela Guisado han sido un gran punto de apoyo para la otra en esta temporada.

En este sentido, resalta que Marta en ocasiones venció a Estela en entrenamientos, algo que sólo sirvió como acicate para la segunda y que no provocó que la primera dejara de ver como ídolo a su compañera. Se trata de un ejemplo, quizá el más claro, de que en el deporte a veces priman únicamente los resultados y se olvida algo esencial, el valor humano. Ese valor que se consigue no sólo a través del esfuerzo, el sacrificio o la disciplina, sino también con compañerismo, respeto o humildad. De todo ello puede presumir un talento que tiene un futuro prometedor por delante y que próximamente plantea un reto mayor al que hasta ahora conocía: la posibilidad de asistir al Campeonato del Mundo. Con tanta buena cualidad y la aportación de la ilusión, seguro que puede llegar. Aunque antes estará el Campeonato de España en Pista Cubierta, en marzo.

Etiquetas
Publicado el
11 de diciembre de 2013 - 13:37 h
stats