Ja, ja, ja

 

"Aquí somos todos iguales"

(Rafael Gómez. Presidente de UCOR)

Todo el mundo tiene derecho a contar un chiste en horas de trabajo. Hasta el mismísimo consejero delegado de la oposición municipal. Esto era una vez el propietario de un partido político (relató el otro día en los pasillos con su habitual gracejo), que reunió a todos sus empleados, a los de contrato fijo y a los temporales, para decirles que la empresa somos todos y tal.

Qué risa. Solo le faltó decir que la lista se confeccionará por primarias y que UCOR se declarará en asamblea permanente y se organizará en círculos ciudadanos. Al fin y al cabo, dirá el buen hombre, aquí todo el mundo suelta su chanza y la prensa la publica al día siguiente en portada como si fuera mercancía de primera mano.

Hay que reconocer que el máximo accionista de UCOR, Sociedad Limitada, tiene parte de razón. No hay día en que no se nos salten las lágrimas de la risa. Ayer, sin ir más lejos, colgaron en internet un chiste del señor Rato, ex ministro de Cuentas Opacas y Evasión de Capital, donde anunciaba muy circunspecto en 1996 que iba a ser implacable contra el fraude fiscal.

No me digan que no tiene gracia.

Etiquetas
Publicado el
18 de abril de 2015 - 09:00 h