Toda una estampa

"Cajasur ha sido una bendición para Córdoba"

           (Luis Pineda. Presidente de Ausbanc)  

Hay piropos con efectos devastadores. Que venga este señor a decirte niña bonita no siempre es una buena noticia. Teniendo en cuenta además que el señor Pineda duerme hoy en prisión acusado de cuatro delitos de extorsión, organización criminal, fraude contra la Hacienda Pública y falsedad documental. Los supuestos que le han llevado a la cárcel no son moco de pavo. Cualquiera de ellos coronarían la hoja de servicios de un capo de la Camorra. Por poner un ejemplo.

Pero claro: el titular pertenece a enero de 2010. Y por esas fechas el buen hombre todavía se dedicaba al honorable trabajo de construir reputaciones de entidades bancarias. Ahora sabemos que no lo hacía gratis. Al parecer, cobraba un pastizal por inventarse prestigios ajenos. Y si no pagabas, allá tú con las consecuencias. Presuponemos, por lo tanto, que este titular que tienen ustedes ante sus ojos tenía un precio. ¿Cuánto? Cualquiera sabe.

Para hacernos una idea de las tarifas del mercado, todo parece indicar que el Banco de Santander pagaba un millón de euros al año por blindar su imagen. Todo, como es lógico, perfectamente maquillado bajo la fórmula de contratos publicitarios. Unicaja desembolsó una cuantía similar por el archivo de una causa contra su presidente, Braulio Medel, imputado en el caso de los EREs fraudulentos.

Como verán, la cartera de servicios del señor Pineda es variada. Lo mismo te hacía un traje a precio de oro que te retiraba una querella criminal a cambio de una transferencia bancaria. Lo que se dice un hombre orquesta. A Cajasur le hizo unos arreglitos. Antes de este lindo titular que le regaló a su cliente, ya tuvo otros detalles dignos de encomio. Un día de 2004, en plena guerra de cajas, apareció el señor Pineda por la ciudad de la Mezquita a bordo de un bluf llamado Ausbanc. Por razones de vaya usted a saber, convocó una rueda de prensa para dar su opinión sobre el enconado litigio que enfrentaba entonces al señor Castillejo con la Junta de Andalucía. ¿A quién apoyó públicamente el señor Pineda? En efecto, a su cliente.

Ahora ya sabemos que aquella rueda de prensa estaba con toda probabilidad tarifada. Siempre nos llamó la atención que el presidente de una asociación de usuarios, en lugar de defender a los usuarios, se dedicara a dar incienso a la patronal bancaria. Incienso y mirra. En febrero de 2005, el señor Pineda otorgó a Cajasur y a su presidente, don Miguel Castillejo, el "Euro de Oro" por su brillante trayectoria financiera. La fotografía quedará para la historia. A la izquierda, el señor Pineda; en el centro, don Miguel; y a la derecha, un vicepresidente de la Comunidad de Madrid llamado Ignacio González. Como ven, toda una estampa.

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2016 - 03:31 h
stats