Agua sucia

Esto no hay fuerza política que lo arregle

(Julio Anguita. Ex coordinador de IU)

Si leen atentamente la frase se darán cuenta de que se trata de una oración incompleta, a mitad de camino entre el derrotismo y el apocalipsis. Es entonces cuando se nos viene encima la pregunta que no se resuelve en la ecuación: si no hay fuerza política que lo arregle, ¿qué fuerza lo arregla? Por ahí, se nos remueven los cimientos, y hasta el intestino grueso, y se nos aparece un fragor de militarotes, salvadores de la patria y vanguardias revolucionarias siempre dispuestas a ordenar el desorden. Nos queda la duda, por tanto, de si el señor Anguita con esa frase inquietante e inconclusa lo que nos propone es que tiremos el agua sucia del sistema democrático con la democracia en su interior.

Hemos elegido esta frase del ex alcalde de Córdoba para aplicarle nuestro análisis morfo-ilógico como podríamos haber seleccionado decenas. En cuestión de titulares, tiene una capacidad productiva fuera de lo común. Podríamos decir que tiene la virtud (o el inconveniente) de cuadrar ideas simples sobre problemas complejos. Con gran éxito de público, por cierto. Por lo demás, hay que reconocer su indiscutible capacidad para desnudar las vergüenzas del modelo, que son muchas y muy obscenas, especialmente en lo concerniente a los mercados, los paraísos fiscales, la fuga de capitales, las stocks options, las sicav y todo ese universo pornográfico con que nos desayunamos cada mañana. Y, si no, observen este otro titular que le cogemos al vuelo: "En España, quien más tiene no paga". Y tanto, señor Anguita.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2012 - 06:00 h