La responsabilidad social de las cooperativas

Hoy me voy a permitir comentar en a pie de surco, sobre esas empresas que en algunas épocas pretéritas era

denostadas; me refiero, naturalmente, a la sociedades cooperativas, que a pesar de que últimamente se nos achaca, más bien por la clase política, que somos pequeñas y muy atomizadas,

sin embargo somos las empresas que mejor estamos resistiendo la crisis económica, a pesar de nuestras "debilidades".

Porque no solamente cumplimos con un papel social en el territorio, sino que además generamos mucho empleo en el mismo, no solamente directo sino también indirecto.

Yo pertenezco a una cooperativa que engloba a 730 socios. Son 730 empresas familiares, que a su vez realizan contratación de cientos de trabajadores. Y la empresa cooperativa como tal tiene muchos trabajadores fijos y otros tantos de temporada o eventuales. Aparte de una red de empresas auxiliares que trabajan indirectamente para la cooperativa.

Viene a colación estos comentarios, por el concepto de responsabilidad social corporativa, que empezó a hablarse mucho en las empresas, hasta que la crisis paró en seco este auge.

Ya lo he esbozado anteriormente: englobamos a cientos de pequeñas, medianas y algunas grandes explotaciones, y ofrecemos los servicios a todos los socios con muchos criterios de solidaridad en costes.

Todos los socios, como empresas, participan en la

marcha de la empresa y toman las decisiones en el órgano más democrático que existe,

la Asamblea General, y además están permanentemente en contacto con el Consejo Rector de la Cooperativa.

Además se permite la figura de los socios colaboradores, para cualquiera de las secciones en las que se divide la cooperativa.

En suma, la cooperativa trabaja para sus socios y para el territorio dónde está enclavada. Y así, esta actividad económica, mejora la sociedad a través de comportamientos e informes transparentes e íntegros, respaldado por el compromiso de los asociados.

Tenemos que ser capaces de ser transparentes y ofrecer a la sociedad nuestro modelo de trabajo, de tal forma que nos embarquemos en la era de las ventas éticas. Según estudios de consultoras, la mitad de los consumidores de todo el mundo estarían dispuestos a pagar más por productos y servicios de compañías implicadas en programas de responsabilidad social corporativa.

Las cooperativas siempre han mirado más allá de las simples ganancias financieras. Los valores específicos del cooperativismo incluyen: " autoayuda, auto responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad. El cooperativismo cree en los valores éticos de la honestidad, la transparencia y la responsabilidad social.

En suma, las cooperativas son parte de la sociedad en la que se desarrollan son por y en sí mismas socialmente responsables.

Etiquetas
Publicado el
25 de noviembre de 2013 - 07:00 h
stats