La vida bajo tierra y sobre una bicicleta

El subsuelo terrestre esconde una diversidad biológica tan o más rica que la de la superficie. Oculta a la mirada de la mayoría, la fauna subterránea es un termómetro perfecto para conocer el estado ambiental de un territorio. Su estudio ocupa de hecho a la comunidad científica desde hace siglos. Por eso, los hallazgos de nuevas especies son acogidos con entusiasmo por sus integrantes. Entre ellos, los profesores Rafael Molero Baltanás y Miguel Gaju Ricart, del Departamento de Zoología de la Universidad de Córdoba, que han publicado recientemente, en colaboración con investigadores de otras universidades e instituciones españolas, dos artículos en revistas internacionales en los que se describen 1 nuevo género y 11 nuevas especies de insectos de la familia Nicolétidos que viven en medios subterráneos.

En un trabajo publicado en 2014 en la revista European Journal of Entomology, se recoge el descubrimiento de una nueva especie del género Coletinia, denominada Coletinia majorensis, en la Cueva del Llano de la isla canaria de Fuerteventura, y un segundo insecto de la misma familia, para el que se ha creado un nuevo género, denominado Canariletia. Este nuevo taxon, llamado Canariletia holosterna, habita de forma exclusiva el medio subterráneo de la isla de Gran Canaria. Ambos hallazgos representan novedades faunísticas relevantes pues se trata de los dos primeros taxones endémicos del archipiélago canario y de la región macaronésica pertenecientes a la mencionada familia Nicolétidos.

Este trabajo ha sido realizado en colaboración con Carmen Bach, profesora de la Universidad de Barcelona, Pedro Oromí de la Universidad de la Laguna de Tenerife, y Néstor López, adscrito a la Universidad de Córdoba cuando se efectuaron los estudios.

En bici a Rabanales

Tras décadas de reivindicación, el tan ansiado carril bici a Rabanales es una realidad desde el 16 de enero. Esta nueva infraestructura ciclista, de 3,4 kilómetros de longitud, pertenece al Plan Andaluz de la Bicicleta. Del total de su trazado, el tramo central de 800 metros es de nueva construcción y el resto es un acondicionamiento del viario en la Campiñuela Baja y una vía ciclista existente en el Parque Tecnológico Rabanales 21.

Etiquetas
stats