Así fue el viaje de Felipe II a Córdoba cuando era la “gran fábrica de Andalucía”

Exposición 'Córdoba, capital de un imperio. La visita de Felipe II en 1570' en el Archivo Histórico Provincial

La investigación, la riqueza del Archivo Provincial de Córdoba y el saber interpretar cantidad ingente de documentos han posibilitado una exposición comandada entre la Universidad de Córdoba (UCO) y la Junta de Andalucía. Se trata de la muestra Córdoba, capital de un imperio. La visita de Felipe II en 1570, que este lunes ha sido inaugurada en el edificio de la calle Pompeyos.

Aunque la imagen promocional de la muestra es un retrato del rey, el profesor de la UCO de Historia Moderna, el investigador Antonio J. Díaz Rodríguez -y también comisario de la exposición- ha afirmado que se trata de una retrospectiva a la Córdoba y a los cordobeses de la época y a las miles de personas que decidieron viajar a la capital para vivir aquella travesía regia. En ella se aborda, además, las consecuencias implicaciones políticas, sociales y económicas que supuso esta visita. Por su parte, Rafael M. Girón Pascual, también comisario, investigador y profesor de Historia Moderna en la institución universitaria, ha descrito a Córdoba como “la gran fábrica de Andalucía” de la época ya que en la ciudad se elaboraban textiles como paños de lana y tejidos de seda, cordobanes y guadamecías. Todos estos materiales “se exportaban a toda Europa y a América”, junto con la plata, el aceite, el vino y los caballos, contribuyendo a hacer de Córdoba un foco económico en España.

La inauguración de la exposición ha contado con la presencia del rector de la UCO, Manuel Torralbo; el consejero de Universidades, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía, José Carlos Gómez Villamandos; la directora del Archivo, Alicia Córdoba; y el delegado territorial de Turismo, Cultura y Deporte, Eduardo Lucena Alba. El rector de la UCO ha incidido en el valor de “la investigación hecha con rigor, como la que hace el equipo de catedrático de Historia Moderna, Enrique Soria”, cuyos investigadores han comisariado la exposición. Torralbo Rodríguez ha recordado que de la investigación rigurosa nace la transferencia y la difusión del conocimiento, “como es muestra esta exposición, y por eso hay que seguir apoyando este tipo de investigación y de transferencia a la ciudadanía desde el ámbito de las Humanidades”. El rector ha señalado que “habrá más cosas que descubrir y el relevo generacional está asegurado, por lo que ratificamos nuestro compromiso con la formación y la investigación”. 

El consejero de Universidades ha destacado “el valor grandísimo de esta exposición por su aportación a que tengamos una sociedad más culta, y por ser una puesta en valor de lo que significan las humanidades, que es lo que distingue a unas sociedades de otras”. Gómez Villamandos ha comentado que “todas las acciones que las universidades hagan para poner en valor la cultura y la Historia son dignas de elogio, y más si contribuyen a arrojar luz sobre nuestro origen y nuestra rica historia”. 

Primera investigación con base en las fuentes notariales

El comisario Díaz Rodríguez, Premio Nacional de Historia, ha explicado que esta exposición es fruto de las labores de investigación que comenzaron en 2019 y cuyos resultados son novedosos ya que es la primera vez se tratan estos temas con base en la investigación en fuentes primarias notariales, provenientes del rico legado que se custodia en el Archivo. El profesor ha señalado que las cuestiones que se abordan en la exposición están de máxima actualidad pues se trata la guerra, sus consecuencias económicas, los abusos sobre la población o la globalización. Asimismo, ha incidido que “la verdadera protagonista de la exposición es la ciudad de Córdoba”, que acogió durante unos meses el centro de la gigantesca Monarquía Hispánica de la época. 

Junto a él y Girón Pascual, la técnica del Cuerpo Superior Facultativo de Archivística, Ana María Chacón Sánchez-Molina también ha comisariado esta muestra. Los tres forman parte del equipo conjunto DARCO, un proyecto financiado por el Gobierno de España para la digitalización de los archivos del antiguo reino de Córdoba, con el objeto de poner en valor los protocolos notariales cordobeses y la enorme cantidad de información que atesoran, completamente desconocida hasta ahora. 

Datos curiosos

La visita de este rey supuso para la ciudad un antes y un después en diferentes aspectos, algunos más importantes que otros. El más significativo es que este viaje real fue el impulso definitivo para la construcción de las Caballerizas Reales. Aunque el proyecto de crear en Córdoba el centro de cría de los mejores caballos venía de unos años atrás, fue a partir de la visita regia cuando se materializó sobre los terrenos del Alcázar, con minuciosas instrucciones revisadas y comentadas por el propio Felipe II a principios de de 1571.

Asimismo, la espada de Felipe II se quedó en Córdoba. Más concretamente, en la tumba de Alfonso XI ya que fue enterrado desarmado. Además, en 1572, el rey dio licencia para que comenzaran las obras de una nueva Puerta del Puente, uno de los principales accesos a la ciudad.

Por último, dos cordobeses marcharon hacia Madrid, concretamente, para participar en la construcción de El Escorial. Sus nombres eran Francisco de Montalbán, quien abandonó las obras que se estaban realizando en la Puerta del Puente, y el jesuita Juan Bautista Villalpando.

La muestra puede visitarse en el Archivo Histórico Provincial hasta el 19 de noviembre. 

Etiquetas
stats