Limpieza y distancia: una encuesta de la UCO evidencia qué esperan los clientes de los hoteles tras la pandemia

El impacto que el coronavirus está suponiendo sobre el sector turístico no tiene precedentes. Junto a los empleos indirectos que genera, sus tres grandes patas son las aerolíneas, las agencias de viajes y las compañías hoteleras. Actualmente, Córdoba tan sólo tiene abierto el 40% de los hostales y hoteles, aunque su ocupación se sitúa entre el 10% y el 15%. Esta alarmante situación obliga a los empresarios de estos establecimientos a adelantarse para ofrecer al cliente la máxima seguridad.

Con este objetivo, la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor) solicitó al Centro de Análisis y Prospectiva del Turismo (CAPT) de la Universidad de Córdoba (UCO) la realización de un estudio sobre la demanda hotelera en Córdoba para pronosticar los comportamientos futuros y los hábitos de consumo en hoteles tras la fase de recuperación de la crisis generada por el Covid-19. Así, la encuesta -que ha sido realizada por las profesoras de la UCO Maribel Rodríguez Zapatero y Leonor Pérez Naranjo, bajo la dirección del responsable del CAPT, Manuel Rivera- ha revelado la necesidad de reforzar las medidas de prevención de riesgos higiénico-sanitarios.

Según los datos recabados en esta encuesta a 450 turistas residentes en España, las precauciones de seguridad más importantes que los clientes esperan de un hotel tras la pandemia son, por este orden, que haya una limpieza más rigurosa y frecuente de superficies de alto contacto en áreas comunes (4,62, en una escala de uno a cinco), que las mesas y asientos estén separados para asegurar una distancia física mínima en áreas comunes, restaurantes y bares (4,57), y que los empleados usen mascarilla en todo momento (4,57).

Los turistas también quieren (4,54) que se limpie con desinfectante las instalaciones del restaurante (mesas y sillas), que los empleados sean meticulosos en el lavado y desinfección de manos (4,53), y que los empleados conozcan los protocolos de salud y seguridad (4,50). Además de estas medidas, la profesora Pérez Naranjo ha explicado que aunque las medidas relacionadas con las TICs son las menos valoradas sí destacan las peticiones de purificadores de aire en las habitaciones o el pago sin contacto.

El presidente de los hoteleros ha destacado la importancia la importancia de esta encuesta que marcará el camino para "la puesta en marcha de iniciativas de innovación, recualificación y mejora de los establecimientos hoteleros, particularmente en materia de seguridad higiénico-sanitaria y alimentaria, así como de agrupación colaborativa, tanto interempresarial, como público-privada, para reforzar la capacidad de resiliencia de estos negocios frente a situaciones de crisis futuras que puedan producirse". Además, ha lamentado que si la situación sanitaria actual continúa, "muchos compañeros se quedarán por el camino" ya que se verán abocados al cierre. 

Por su parte, el director del CAPT ha puesto de relevancia este estudio ya que permitirá no sólo "mejorar los niveles de seguridad en los establecimientos", sino que puede ser una hoja de ruta para las administraciones públicas a la hora "de plantear líneas de ayudas, subvenciones o incentivos" que vayan orientadas a cuestiones prioritarias como la seguridad. Rivera ha recordado que el sector en la provincia de Córdoba está "muy fragmentado" y compuesto "por negocios familiares de gama media-baja y pequeñas empresas que necesitan ayudas especiales".

En este sentido, la profesora Rodríguez ha hecho hincapié en la situación "tan ilógica" por la que están atravesando los empresarios hoteleros, "que tienen que hacer frente al pago de la tasa de basura, por ejemplo, que se genera como consecuencia de su actividad". "Ahora están cerrados y no hay basura que recoger. Además, cuesta entender que tengan que pagar el impuesto de actividades económicas cuando no están trabajando", ha concluido.

Tres tipos de clientes

La encuesta realizada ha permitido dividir a los clientes en tres bloques en función de sus inclinaciones a viajar una vez que lo permitan las restricciones de movilidad. En este aspecto, sólo un pequeño grupo de clientes (10%) está dispuesto a salir de viaje y a alojarse en establecimientos hoteleros sin necesidad de que los mismos tomen precauciones de seguridad adicionales frente al coronavirus.

Un segundo grupo engloba a la mayoría de los clientes (78%) quienes, a pesar de que no haya restricciones de movilidad, no está tan predispuesto a viajar y a alojarse en un hotel puesto que necesita que estos establecimientos tomen medidas adicionales de seguridad ante el covid. 

El tercer grupo de clientes (12%) no está dispuesto a salir de viaje y alojarse en hoteles, independientemente de las medidas adicionales frente al Covid-19 que lleven a cabo los establecimientos hoteleros, puesto que no se van a sentir cómodos hasta que la vacuna contra el coronavirus esté ampliamente disponible o hasta que el destino al que quieren viajar tenga muy pocos casos de Covid y tenga la capacidad de testar, rastrear y aislar dichos casos.

Radiografía del sector hotelero durante la pandemia

En la provincia de Córdoba, al igual que en otros territorios nacionales e internacionales, los establecimientos hoteleros en el año 2020 han afrontado una crisis muy severa a consecuencia de la COVID-19. En concreto, en la provincia de Córdoba, durante los primeros once meses de 2020, el número de establecimientos hoteleros abiertos se redujo a 108 (un 46'7% menos que en 2019), el número de plazas disponibles cayó hasta las 6.918 de las que sólo se ocuparon el 20,6%.

Asimismo, los 29.724 viajeros hospedados en establecimientos hoteleros realizaron 52.461

pernoctaciones (un 69,4% menos que en 2019) y en los establecimientos hoteleros trabajaron sólo 578 trabajadores o, lo que es lo mismo, en 2020 han perdido su empleo un promedio mensual de 773 personas.

Etiquetas
Publicado el
28 de enero de 2021 - 05:00 h
stats