UGT acusa a la Junta de “jugar con la salud de los ciudadanos” ante los “incumplimientos” en las ambulancias

Concentración de trabajadores del servicio de transporte sanitario en Córdoba, convocados por UGT, ante la Delegación de Salud de la Junta.

Más de un centenar de manifestantes, entre trabajadores y representantes sindicales de UGT Servicios Públicos de Córdoba, se han concentrado este viernes ante la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía en Córdoba, para exigirle que obligue a la nueva empresa adjudicataria del servicio de transporte sanitario en la provincia “a cumplir el convenio y los términos de la licitación”, acusando el sindicato a la Junta de “jugar con la salud de los ciudadanos”, ante los “incumplimientos” en el servicio de ambulancias.

Según ha informado UGT en una nota, durante la concentración la secretaria provincial de Salud y Servicios Sociosanitarios de UGT SP en Córdoba, Mari Carmen Heredia, ha recordado una reunión mantenida entre el sindicato y la delegada de Salud en Córdoba, María Jesus Botella, “hace tan solo dos semanas” y en la que ésta “se comprometió a llevar todas las reclamaciones a la mesa de seguimiento”, pero “aún no tenemos noticia alguna de si la mesa se ha reunido y en qué términos han decidido afrontar esta responsabilidad” desde la Junta.

De hecho, Heredia ha criticado “el incumplimiento por parte de la Consejería de Salud del Real Decreto 486/1997, por el que se establece que los trabajadores deben de disponer de un área de descanso en su centro de trabajo, algo que corresponde a la Administración asumir y que no está llevando a cabo, provocando que trabajadores que pasan en sus servicios 24 horas no tengan donde descansar, comer o disponer de una zona de higiene personal, algo que también repercute en el cansancio, el estrés y la calidad del servicio”.

Por otra parte, desde UGT acusan a la Consejería de “no cumplir con el Real Decreto 836/2012, de 25 de mayo, por el que se establecen las características técnicas, el equipamiento sanitario y la dotación de personal de los vehículos de transporte sanitario por carretera”, y de “no poner a disposición las ambulancias del tipo adecuado para asistir a las urgencias y accidentes, con el equipo y el personal adecuados, algo muy grave y que puede tener terribles consecuencias para las personas que son atendidas, y que supone jugar con la salud de los pacientes”.

Por ello, Heredia ha acusado a la Junta de “mirar para otro lado” y ha advertido que desde UGT van a “estar vigilantes para que haga cumplir y actúe sobre la empresa adjudicataria, para que se cumpla lo que por Ley le corresponde”, y en caso de hacerse como debe, “acudiremos a la vía judicial”.

Por su parte, el representante de UGT en la empresa, Enrique Pérez, ha aludido a “la extrema situación en la que se encuentran los trabajadores de este servicio, que llevan sin cobrar sus horas extra desde septiembre, cuando la nueva empresa asumió la licitación del servicio”.

A este respecto, Pérez ha dicho no comprender “cómo es posible que la anterior empresa cumpliera con el convenio y esta nueva, cobrando cinco millones de euros más, tenga al servicio en esta situación, poniendo al límite, no solo a los trabajadores, que además asumen turnos que superan la normativa, sino también a los usuarios del servicio, jugando con su salud, mientras que la Junta mira para otro lado y tampoco cumple su parte”.

Etiquetas
stats