'Paisajes con Historia' amplía su oferta con la incorporación de la Ruta de la Dehesilla en Guadalcázar

El delegado de Medio Natural y Carreteras de la Diputación de Córdoba, Francisco Palomares, visita la Ruta de la Dehesilla, en Guadalcázar

El programa de rutas 'Paisajes con Historia', impulsado desde la Delegación de Medio Natural y Carreteras de la Diputación de Córdoba, cuenta ya con un nuevo recorrido gracias a la señalización de la Ruta de la Dehesilla, en Guadalcázar, nuevo itinerario de alto valor ecológico que se suma a los 46 ya existentes y que ha sido inaugurado recientemente.

El responsable del área en la institución provincial, Francisco Palomares, que ha visitado la nueva ruta, ha destacado de la misma que “cuenta con una longitud de once kilómetros y su trazado es sencillo pudiendo recorrerse a pie, en bicicleta o a caballo”.

“Es un nuevo espacio que hemos recuperado para el disfrute y el esparcimiento de todos los vecinos de la localidad y también para garantizar el mantenimiento de una de las zonas de mayor valor ecológico de la campiña cordobesa, en la que se encuentran retazos de vegetación natural entre estepas cerealistas y olivares”, ha señalado el diputado provincial.

En este sentido, Palomares ha abundado en que “las administraciones tenemos que implicarnos en la conservación de nuestra flora y nuestra fauna con iniciativas como este programa de 'Paisajes con Historia', que se basa en la recuperación de senderos y caminos de alto valor ecológico, histórico o cultural”.

“Estos paisajes, su belleza visual y la riqueza biológica que albergan son merecedores de nuestra implicación en su conservación. En el caso de Guadalcázar, es un verdadero oasis de biodiversidad dentro de la campiña cordobesa”, ha destacado el diputado provincial.

Ruta de la Dehesilla

En la primera parte del camino se pueden encontrar especies típicas del matorral mediterráneo destacando el acebuche y el lentisco, y, desde los Altos del Baldío, es posible ver las estribaciones de Sierra Morena. Algunas encinas recuerdan que, hasta hace apenas cincuenta años, este enclave fue una de las últimas dehesas taladas y desmontadas.

La siguiente parte del camino coincide con parte de la Vía Verde de la Campiña, donde destacan de nuevo los cultivos cerealistas, dehesas de encinar con acebuche y pastizal con olivar tradicional. Aquí es posible encontrar un bosque de gigantescos álamos, palmitos y el conocido como lentisco de la Vía Verde de la Campiña, reconocido como árbol singular de la provincia de Córdoba.

Abandonando el tramo de la Vía Verde en el lugar donde se localizaba la antigua estación, el camino continúa tomando a la izquierda el acerado paralelo a la CO-3304, en el Barrio de San Vicente, hasta llegar de nuevo a Guadalcázar.

La fauna ligada a estas zonas esteparias se encuentra amenazada debido a los nuevos cultivos intensivos, la desaparición de la ganadería y otros factores. Especies antes comunes y vinculadas a estos biotopos como el alcaraván, la cogujada montesina, el cernícalo vulgar y el cernícalo primilla, la carraca, la perdiz roja, el escaso sisón común o incluso la liebre, no eran difíciles de avistar en estas tierras.

Etiquetas
stats