Endesa cierra 2021 con con más de 21.000 clientes adheridos al Bono Social en Córdoba

Factura de la luz.

Más de 21.000 hogares cordobeses disfrutan del Bono Social impulsado por el Gobierno de la Nación para paliar la pobreza energética, según los últimos datos de Endesa, y de ellos, un total de "10.468 son clientes vulnerables que cuentan con una rebaja del 60 por ciento en la factura de consumo eléctrico, y 10.703 son clientes vulnerables severos, para los que el Gobierno establece una reducción del 70 por ciento".

Este incremento de los descuentos, según ha informado Endesa en una nota, "estará vigente hasta el 31 de marzo de 2022, y pasada esta fecha las reducciones volverán a ser del 25 por ciento para los clientes vulnerables y del 40 por ciento para los vulnerables severos".

Según los datos de solicitudes de Bono Social gestionadas por Endesa, "durante 2021 se ha registrado un aumento en el número de peticiones de este beneficio en comparativa con el año anterior. De esta forma, a cierre del año pasado los clientes vulnerables han aumentado un nueve por ciento y los vulnerables severos un 13 por ciento, lo que supone un incremento del número de beneficiarios de un once por ciento en términos generales".

En total, en Andalucía hay 210.653 clientes de Endesa con Bono Social, el 49 por ciento de ellos considerados como vulnerables y el resto vulnerables severos.

Las familias que disfrutan de este Bono Social tendrán que volver a solicitarlo cada dos años desde su contratación, para verificar que siguen cumpliendo los criterios de asignación fijados por el Gobierno. En el caso de las familias numerosas, el plazo de renovación estará supeditado a la validez del título de familia numerosa.

Para evitar que los beneficiarios olviden realizar este trámite de renovación, Endesa se pone en contacto con sus clientes antes del vencimiento del plazo, para que puedan gestionarlo con antelación y sigan percibiendo estos descuentos.

Los usuarios que deseen solicitar el Bono Social por primera vez podrán realizarlo a través de los canales habilitados: la APP (EnergíaXXI Bono Social), el correo electrónico (bonosocial@energiaxxi.com) o del asesoramiento telefónico (800 760 333). Además, y para quien lo prefiera, también se puede gestionar de forma presencial en los puntos de servicio y oficinas comerciales en toda la provincia.

Para optar al Bono Social es imprescindible ser cliente de una comercializadora de referencia (como Energía XXI), ser el titular de un contrato con la tarifa eléctrica PVPC y tener una potencia igual o inferior a 10 kW en la vivienda habitual, además de cumplir otros requisitos específicos.

En el canal web 'https://www.endesa.com/es/te-ayudamos/bonosocial/bono-social' se encuentra toda la información sobre este descuento, los requisitos y la documentación que deberá aportarse para poder solicitarlo.

Cuando Endesa recibe la documentación necesaria, un equipo especializado se encarga de atender las solicitudes y de enviar la consulta al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico para su asignación. Finalmente, se comunica al cliente la resolución del Ministerio.

Bono social

El Bono Social es un descuento en la factura de la luz regulado por la legislación vigente que tiene el objetivo de proteger aquellos hogares considerados vulnerables por sus condiciones socioeconómicas. Aunque quien lo tramita es la comercializadora de referencia, el Gobierno español es quien lo asigna, una vez verifica el cumplimiento de los criterios.

El ahorro sobre la factura que percibe el cliente lo asume económicamente la comercializadora y, en este sentido, facilita el pago de las facturas de los colectivos más desfavorecidos. Además, los beneficiarios del Bono Social de electricidad cuentan con un periodo más prolongado para hacer frente a las facturas impagadas que el resto de consumidores, en concreto de un periodo de cuatro meses desde la primera notificación de impago, frente al plazo general de dos meses.

Continuidad en suministro

Además, la normativa protege también aquellos hogares vulnerables que, a pesar de acogerse al Bono Social, no puedan pagar la factura. En ese sentido, la Ley del Sector Eléctrico estipula que no se puede interrumpir el servicio en una vivienda en la que haya, al menos, un menor de 16 años en la unidad familiar, o en la que el titular o uno de los miembros de su unidad familiar sea persona con discapacidad igual o superior al 33 por ciento o con grado de dependencia II o III.

En estos casos los clientes deberán dirigirse a los servicios sociales para que emitan el correspondiente documento de acreditación de la situación y posteriormente presentarlo en su comercializadora de referencia.

Bono social térmico

Por otro lado, todos los consumidores que tengan el Bono social Eléctrico son beneficiarios potenciales del Bono Social Térmico, una ayuda económica directa destinada a compensar los gastos de calefacción, agua caliente y cocina.

Esta ayuda está financiada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y su pago se realiza a través de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia, por delegación de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía. El único requisito que se debe cumplir para obtener esta ayuda es tener en vigor el Bono Social Eléctrico el día 31 de diciembre del año anterior.

Etiquetas
stats