El sector de la limpieza de la provincia de Córdoba ha celebrado este miércoles su primera jornada de huelga, convocada por UGT. Una movilización que ha ido acompañada de una concentración multitudinaria en la puerta del Hospital Provincial de Córdoba, hasta donde se han desplazado decenas de trabajadoras de la provincia para exigir un “convenio justo y digno para el sector”, que engloba a unas 4.500 personas. En caso de no existir avances en las negociaciones para la firma de un nuevo marco laboral para la limpieza, la siguiente jornada de huelga se llevará a cabo el 4 de agosto.

Juan Martínez, secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT Córdoba (FeSMC), explicó que en “octubre del pasado año UGT ya denunció el convenio para iniciar la negociación”. Así, “hemos mantenido hasta 11 reuniones previas antes de esta convocatoria, pero llegados a este punto nos hemos visto en la necesidad de convocar los paros y movilizaciones que hoy se inician. Tenemos previstos dos paros más en el mes de agosto y en septiembre tenemos convocadas las movilizaciones de manera indefinida hasta que seamos capaces de salir del estancamiento que hay en la negociación y de ver defendidas nuestras reivindicaciones”, expuso Martínez.

“Nosotros lo que estamos planteando es algo muy simple, y es que este sector está por debajo del salario mínimo interprofesional. Es el último sector que nos queda en Córdoba en estas circunstancias y en el que menos salario percibe la gente, concretamente, 150 euros por debajo del SMI. Es un sector muy precario, un sector que con el Covid-19 se ha demostrado esencial. Se nos ha aplaudido por las tardes, se nos ha planteado unos servicios mínimos del 100 % para el día de hoy porque somos vitales y esenciales, ya que sin nosotros el mundo se para, pero lo cierto es que no se nos paga y que estamos cobrando un 20 % menos de lo que el SMI establece para cualquier español trabajador”, relató el responsable provincial de UGT FeSMC.

Actualmente, como el salario de un trabajador a tiempo completo en el sector es de 771 euros, la empresa debe complementar hasta alcanzar el SMI, pero lo cierto es que o no se hace o se hace a costa de retraer otros complementos. Es decir, “si yo trabajo un festivo que son 50 euros y este mes en vez de complementarme 150 euros me complementan 100 euros, a la postre he estado trabajando gratis. Se está llegando a la situación de que incluso hay empresas que enmascaran las horas extraordinarias como pluses para no pagarlas, de manera que los trabajadores llegan a trabajar gratis esas horas, porque luego se les retrae el complemento. Para ello, las empresas establecen unos cuadrantes donde esas horas nocturnas y esos fines de semana los trabajan siempre los trabajadores que no llegan al salario mínimo para que les salga gratis, porque de esa manera se absorbe el complemento”.

Por su parte, la patronal ofrece una subida del 1,5 % para este año, un 8 % en 5 años. “Nos parece que eso es tomarnos el pelo, ya que eso es que en vez de estar 150 euros por debajo del salario mínimo es pasar a estar 146 euros por debajo, creemos que es reírse de los trabajadores y hasta aquí hemos llegado; no vamos a negociar nada que no parta de la base de un salario mínimo que corresponda a lo legalmente establecido, y a partir de ahí podamos verlo todo (las horas nocturnas, el precio de la antigüedad o el precio de los festivos), pero eso sí, partiendo de un salario mínimo.”, señaló Martínez.

El responsable sindical calificó de “éxito” esta jornada de huelga. “Tenemos parando a gente con contratos temporales, gente que está a tiempo parcial, gente que se juega el puesto de trabajo y que ha sufrido presiones en su trabajo donde le han dicho que no tienen derecho a ir a la huelga porque están contratados con un contrato temporal y sin embargo aquí están. El paro está teniendo un seguimiento masivo, ya que sólo están trabajando los servicios mínimos. La gente está absolutamente concienciada y yo tengo que decir que el 100% de los que han podido parar han parado”, valoró Martínez.

Finalmente, el secretario general provincial de UGT FeSMC recordó que “hablamos de un sector prácticamente feminizado, por lo que su precariedad redunda en la desigualdad laboral entre hombres y mujeres y no vamos a seguir permitiendo que sean ellas las que siempre paguen con las peores condiciones”. 

Etiquetas
Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2021 - 13:56 h