¿Todavía no sabes a quién votar? Arrancan las dos semanas de campaña en las que intentarán convencerte

Varios vecinos buscan la papeleta de la candidatura a la que votar | MADERO CUBERO

Ya. Ha pasado. Aunque muchos ciudadanos probablemente no se hayan dado cuenta. Desde esta medianoche, los partidos políticos ya pueden pedirle directamente el voto, por si aún no lo tienen claro. A las 00:01 de este viernes ha arrancado la campaña electoral para las elecciones del próximo 2 de diciembre, que tienen el fin de renovar al Parlamento de Andalucía y, a su vez, elegir o renovar a un presidente de la Junta.

La campaña para este 2 de diciembre ha arrancado de manera un tanto extraña, sin un excesivo ambiente electoral, algo que preocupa, y mucho, en los cuarteles generales de los principales partidos, donde se teme que una elevada abstención dentro de dos domingos provoque alguna sorpresa y un resultado inesperado que aún no perciben las encuestas. La falta de ese ambiente electoral está en que muchos votantes aprecian como un hecho que la actual presidenta de la Junta Susana Díaz ganará las elecciones. Aunque está por ver tanto el apoyo que logra, si mantiene o pierde votos, y sobre todo la aritmética: qué partidos suben y bajan, y con cuáles puede pactar o no el PSOE para formar gobierno.

De momento, no está siendo una campaña de masas, como ocurría en anteriores citas electorales. La del 2 de diciembre, de hecho, es la primera de un nuevo ciclo, que seguirá en primavera con las elecciones municipales (y europeas) y que tiene que concluir en 2020 como muy tarde con las generales. Esta precampaña, además, tampoco ha sido habitual, salvo, quizás, en el PSOE. Los socialistas han contado con el tiempo a favor. Ha sido su candidata la que le ha puesto fecha y hora a los comicios. Y la maquinaria de la Junta ha sido engrasada para acelerar a tope en las últimas semanas antes del inicio de la campaña.

De todos, es el PP el partido que curiosa y extrañamente más se juega en estas elecciones. Los populares llevan décadas tratando de armar una alternativa al PSOE que estuvo cerca de cuajar en 2012. Desde que entonces rozaran San Telmo y tras los últimos acontecimientos, pérdida de La Moncloa y un nuevo liderazgo, los populares miran más hacia abajo que hacia arriba. Afrontan unos comicios en los que un triunfo sería seguir ostentando el liderazgo en la oposición, con una importante pérdida de votos por el PSOE para que no tuviera un gobierno fácil. Juanma Moreno afronta, además, estos comicios como su última oportunidad. Serían ya dos intentos.

Adelante Andalucía empezó la precampaña prácticamente en verano. La confluencia de Podemos e IU calculó que Susana Díaz adelantaría antes las elecciones, algo que no ocurrió. Tanto Teresa Rodríguez como Antonio Maíllo empezaron a organizar actos por toda Andalucía y llegan a la campaña electoral con casi todo dicho, aunque prometen sorpresas. La confluencia pugna por convertirse en segunda fuerza en Andalucía o tener al menos tantos parlamentarios como para convertirse en un socio clave de un futuro gobierno socialista. El CIS apunta a que podrían lograrlo si finalmente el PP da un paso atrás. Curiosamente, y con menos votos que en 2015, podrían ganar escaños. Cosas de la Ley D'Hont.

Ciudadanos en cambio afronta estas elecciones con la esperanza de tener un crecimiento espectacular, a costa del PP (incluso superándole) pero también del PSOE. Los naranjas se han empeñado en buscar el centro en Andalucía, con una precampaña que de momento no ha dado mucho de qué hablar. No han pisado charcos, pero sí que han querido marcar distancias con el PSOE después de casi cuatro años de acuerdo de gobierno con los socialistas. Sus líderes nacionales estarán, y mucho, en Andalucía, volcados en unas elecciones que consideran clave para seguir creciendo.

Estas van a ser también unas elecciones donde se mirará mucho a las hoy fuerzas extraparlamentarias. El Parlamento andaluz rara vez ha tenido más de cuatro fuerzas políticas representadas. Algunas encuestas señalan que Vox podría entrar con un escaño por Almería (CIS) o por Sevilla y Málaga, según otros sondeos. Está por ver también si Andalucía por Sí logra apoyos suficientes. O hasta el Pacma, que en una nota de prensa aseguran que en algunas encuestas superan el 3% de intención de voto y que por tanto hasta podrían tener un escaño.

Etiquetas
stats