La memoria del Carnaval: 50 años de Los Bebés

Homenaje al grupo Los Bebés. | CORDÓPOLIS

Que medio siglo no es nada. Mucho menos cuando la memoria colectiva guarda con cuidado cada estampa de los días pasados. En el Carnaval de Córdoba no hay lugar para el olvido. Tampoco cierra las puertas a la enseñanza a las nuevas generaciones. Porque el recuerdo debe ser imborrable en una fiesta que otrora fuera un puro gesto de valentía. En tiempos del Franquismo, con Don Carnal escondido, hubo quien jamás se rindió en pos de un febrero más vivo. En realidad no fueron pocos los que actuaron con osadía y alzaron la voz con sus coplas. Ellos comenzaron a escribir las primeras páginas de una historia que hoy sería diferente sin su valentía. Fueron los pioneros, también en el viaje a Cádiz. Y se reunieron en grupos ahora míticos e inolvidables como el de Los Bebés, que en la noche de este sábado recibió un más que merecido homenaje en el Gran Teatro. La Asociación Carnavalesca Cordobesa (ACC) quiso rendir tributo, en la segunda semifinal del Concurso de Agrupaciones, a un conjunto que cumple nada más y nada menos que 50 años.

Sobre las tablas del principal espacio escénico de la ciudad no apareció en un instante dado una nueva agrupación dentro del certamen. De repente, en el escenario, surgió la figura de diversos chirigoteros veteranos. Eran componentes de Los Bebés, que estuvieron arropados por familiares y otros carnavaleros, veteranos y jóvenes, en un acto que rememoró a la formación que cobró forma en uno de los barrios con mayor pasión por la fiesta de febrero: el Campo de la Verdad. En el bar Los Romerillos se generó un conjunto en el que se contó con varios nombres imborrables del Carnaval de Córdoba, como el del desaparecido Antonio Navajas Muñoz Pelos. Con la presentación de Juan Domínguez Patato y Mari Ángeles Mellado, los antiguos y los nuevos cantaron un pasodoble de homenaje escrito por Rafael González y recordaron otro: "La lagunilla", que en su día dedicara la agrupación rememorada a Manuel Rodríguez Manolete.

El público del Gran Teatro se volcó en un acto intermedio con el que la Asociación Carnavalesca inició una nueva etapa en la que pretende homenajear a históricos e ilustres carnavaleros y grupos. El primer paso lo dio con Los Bebés, cuyo origen está en 1967, si bien no fue hasta un año después cuando se conformó de manera oficial. Dos después la agrupación dio el salto a Cádiz, para lo que por entonces se llamaban Fiestas Típicas Gaditanas. Lo hizo con ‘Los Bebés’, que dejó buen sabor de boca y abrió un breve ciclo que continuó en 1971 con ‘Los locomotoros’, segundo premio regional compartido con ‘Los Zipi-Zape’, y en 1972 con ‘Los oriundos del fútbol’. Ésa fue la última vez que la formación cantó en el certamen de la Tacita, donde además de ellos anduvieron otros pioneros cordobeses como Rafael Castro y sus conjuntos.

Pero no fue el final, ni mucho menos, ya que Córdoba recuperó una década después su Concurso de Agrupaciones Carnavalescas. Precisamente en su primera edición, la de 1983, con el Teatro Góngora como escenario, la formación obtuvo el primer premio de chirigotas con ‘Los Jaimitos’. Sin lugar a dudas, el amplio currículum de Los Bebés bien merecía en esta ocasión el caluroso homenaje del Carnaval de la ciudad, de los que lo hacen hoy en día, de quienes le dan vida desde tiempo atrás y de aquellos que lo siguen desde sus butacas del Gran Teatro o en las calles.

Etiquetas
stats