La calima no se retirará por completo hasta la próxima semana aunque empezará a remitir este jueves

Barro y calima

La entrada de polvo sahariano, la calima, en la Península Ibérica ha sido histórica y ha dejado imágenes inauditas. Este martes, la luz era naranja. Este miércoles, el suelo era de ese color, con el problema añadido de que estaba mojado y de que acumulaba varios centímetros de polvo del desierto. Ahora, la gran pregunta que se hacen muchos ciudadanos es, ¿hasta cuándo va a durar esto?

Arranca el dispositivo especial de limpieza de Sadeco por la lluvia de barro

Arranca el dispositivo especial de limpieza de Sadeco por la lluvia de barro

La buena noticia es que parece que lo peor ha pasado. Las enormes concentraciones de polvo en suspensión se han producido precisamente entre las jornadas del martes y la madrugada del miércoles. La mala es que aunque el episodio parece que comenzará a remitir en la tarde de este jueves, la calima no se retirará por completo de la provincia de Córdoba al menos durante una semana, según las previsiones que maneja el modelo de la Universidad de Atenas. Aunque las concentraciones de polvo en suspensión serán infinitamente más bajas que las de estos días, seguirá habiendo calima.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) maneja otro modelo sobre la composición química de la atmósfera que apunta, precisamente, a que a partir de la tarde de este jueves el polvo en suspensión comenzará a remitir.

Más a largo plazo, el modelo de Atenas señala que a partir del lunes habrá momentos en los que la calima prácticamente se retirará, aunque seguirá estando presente durante las jornadas del martes y el miércoles. No obstante, será una intrusión más normal y ni mucho menos similar a de estos días.

Dependerá mucho también de la situación atmosférica. En la madrugada y en las primeras horas de este jueves es probable que vuelva a llover barro en muchos puntos de la provincia de Córdoba, según la predicción de la Aemet. A partir del mediodía se irán abriendo claros. Y los claros no solo serán de nubes sino también de la propia calima, que será menor. En principio, no se esperan precipitaciones ni el viernes ni el sábado, aunque sí a partir de las últimas horas del domingo y, sobre todo, el lunes. Será entonces cuando poco a poco remita la calima y una nueva borrasca pueda ir diluyendo, poco a poco, los nocivos efectos de la masiva llegada de polvo en suspensión.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats