Zelu hace las maletas: rumbo al Logroñés

Zelu, en un lance del duelo con el Formac Villarrubia en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Aunque en un principio el plan fuera otro la reconstrucción de la plantilla empieza a ser profunda. Es la consecuencia directa de las necesidades con que cuenta el equipo y al tiempo de las circunstancias que propicia el Reglamento en Segunda B. La limitación de licencias de mayores de sub 23 en la división de bronce provoca en este caso que tengan que producirse salidas para que haya entradas. Y el Córdoba está dispuesto a sumar más jugadores veteranos a su proyecto, lo que obliga a dar más bajas de las inicialmente previstas. Precisamente este hecho conlleva la salida de Zelu, que se marcha en calidad de cedido a la UD Logroñés hasta final de temporada.

En efecto, el futbolista vuelve a salir a préstamo por parte del cuadro blanquiverde, en esta ocasión al líder del Grupo II de Segunda B. Así lo ha hecho saber el propio club a través de un comunicado en su web oficial y difundido en sus distintos perfiles de redes sociales. La marcha del futbolista permite a la dirección deportiva blanquiverde contar con otra ficha de mayor de sub 23, que pretende utilizar con un segundo delantero con amplia experiencia tras la incorporación de Willy. Dentro de este objetivo la principal opción es la de Federico Piovaccari, cuyo regreso a El Arcángel se trabaja desde hace algo más de una semana.

José Luis García Pérez (Jerez de la Frontera, Cádiz, 1996) hace nuevamente las maletas para partir de un Córdoba en el que recaló en verano de 2018. Llegó procedente del Melilla y su fichaje entonces ni siquiera fue anunciado por el club. Apenas unas semanas después salió rumbo a León tras ser cedido a la Cultural. Con el conjunto blanquillo disputó 32 encuentros en Liga en Segunda B y Copa y anotó tres goles. Su participación en el cuadro leonés unida al descenso del blanquiverde le abrió las puertas del equipo para la presente campaña. Sin embargo, el último día del mercado estival de fichajes estuvo a punto de salir para dar cabida a Luis Miguel Garrido. Aquella operación no se pudo cerrar y el hondureño tuvo que aguardar a enero para su inscripción.

Pese a su difícil situación, el jerezano supo ganarse la confianza del anterior técnico del conjunto blanquiverde, Enrique Martín. También la tuvo de su sustituto, Raúl Agné, si bien su presencia en el once fue más irregular -también con motivo de los diferentes planteamientos manejados por el aragonés-. El extremo participó esta campaña en un total de 18 partidos entre Liga y Copa y vio puerta en dos ocasiones. Aun así, siempre estuvo con la puerta entreabierta por la necesidad del club de liberar licencias de más de sub 23 para el presente mercado de invierno. Aunque en principio no se planteaba su marcha, la variación en la hoja de ruta en materia de fichajes hizo cada vez más probable que se produjera. Sobre todo con la llegada de dos hombres de banda como Thierry Moutinho y Carlos Valverde.

La de Zelu, por cierto, es la octava baja dentro de la primera plantilla califal en lo que va de mercado invernal. Las dos primeras las protagonizaron Gabriel Novaes y Sebas Castro, si bien el segundo contaba con ficha del segundo equipo. Después del adiós del brasileño y del costarricense se produjeron hasta cinco más. Juanto Ortuño abrió la puerta ya en enero y al yeclano le siguieron Fernando Román y Víctor Ruiz, estos dos igualmente en calidad de cedidos. La sorpresa llegó con la despedida de Fernández, que tomó la decisión de periclitar su segunda etapa en el Córdoba para firmar con el AEK Larnaca de Chipre. Owusu, cuya cesión se cerró como paso previo a su traspaso por parte del Leganés al Qarabag de Azerbaiyán, fue la baja que precedió a la del jerezano.

Etiquetas
stats