De vuelta a La Victoria, un terreno que no es infértil

Uli Dávila, ante el Numancia. FOTO: LARREA
El Córdoba logró sumar en 14 de las 23 visitas que realizó a Jaén, donde cayó derrotado en nueve ocasiones, la última hace ahora seis años en Segunda B

El Córdoba regresa el domingo a una tierra que no es infértil para sus intereses. No en vano, el conjunto blanquiverde vuelve a visitar a un viejo conocido, uno de los rivales a los que más veces se ha enfrentado en su historia, que no se le da nada mal. Aunque las estadísticas están ligeramente a favor de la escuadra blanquilla, los califales fueron capaces de sumar en 14 de las 23 ocasiones en que compareció en La Victoria, un estadio en que hizo acto de presencia por última vez hace seis años. Entonces, en el partido de la decimosegunda jornada del Grupo IV de Segunda B, la balanza cayó del lado de la escuadra local, que se impuso con claridad por 3-1. Ésta fue la segunda derrota más abultada que sufrió el Córdoba en la capital del Santo Reino, aunque no supuso que perdiera su posición de privilegio en la tabla, ya que logró mantener su plaza dentro del play off de ascenso.

Son más los triunfos del Real Jaén en este derbi que se reedita, si bien no supera en demasía a los que alcanzó el Córdoba: nueve de los blanquillos por siete del conjunto blanquiverde, que sí obtuvo los tres puntos en su última visita en Segunda. Ésta tuvo lugar el 16 de diciembre de 2001, día en que dos goles de Manolo dejaron sin valor el anotado desde el punto de penalti por Pepelu. En la categoría de plata los guarismos hablan de un equilibrio absoluto en estos duelos, pues tanto unos como otros lograron vencer dos veces por los cuatro empates que se dieron. En Segunda precisamente se vivió el primer enfrentamiento entre califales y jiennenses, allá por la temporada 1958-59. Este encuentro inicial acabó con igualada a uno. En las dos campañas siguientes llegaron las victorias de la escuadra blanquilla en la segunda categoría del fútbol español, en la que el primer triunfo blanquiverde se produjo al inicio del curso 1961-62, en el que el Córdoba de Roque Olsen consiguió el salto a Primera. Un gol de Miralles otorgó los dos puntos al líder del Grupo Sur de Segunda, que sumaba ocho de diez.

Para que se repitiera el duelo hubo que esperar tres lustros. El conjunto blanquiverde regresó a La Victoria en la campaña 1976-77, en una Segunda que ya no estaba dividida en dos grupos. Aquella temporada y la siguiente, también en plata, el choque terminó con empate (0-0 y 1-1 respectivamente). Llegaron justo después los años en que los dos equipos se encontraron hasta en 15 ocasiones en Segunda B, donde la balanza sí quedó desequilibrada a favor de los jiennenses, con siete triunfos por cinco de un Córdoba que sufrió su mayor varapalo en el curso 1992-93, en que cayó por un rotundo 5-1. Aquella temporada militaba en el Real Jaén quien hoy es su entrenador, un Manolo Herrero que viajó a La Victoria con la elástica blanquiverde en 1995. Esa visita terminó con triunfo local por 1-0 con tanto del recordado Rueda, que también disfrutó con el regreso a la categoría de plata en el nuevo milenio.

En los noventa, a pesar de los resultados citados, fue cuando el Córdoba consiguió mayores frutos en sus visitas al Real Jaén. Cuatro triunfos logró en esa década, que inició el 11 de marzo de 1990 con un ajustado 0-1 que se produjo, curiosamente, en el estadio del máximo rival del cuadro blanquillo. Aquel encuentro se disputó en Linarejos y no en La Victoria. Las otras tres ocasiones en que los blanquiverdes lograron dejar sin puntos al conjunto local se produjeron de forma consecutiva, entre las temporadas 1995-96 y 1998-99, cuando los caminos de los dos equipos se separaron por el salto a Segunda de los califales. Por cierto, el equilibrio es total en el Nuevo La Victoria, pues en el recinto inaugurado en 2001 se vieron un triunfo local y otro visitante por un soso empate a cero en la campaña 2005-06 en Segunda B.

Etiquetas
stats