Más vivo que nunca

Los jugadores del CBM festejan la victoria en Tolosa.

No importaba cómo o de qué manera, había que ganar y el Cajasur CBM ganó en Tolosa después de hacer una regular primera parte y una gran segunda. Los granates se impusieron en Usabal por 24-27 tras remontar hasta cinco goles de desventaja en la primera mitad para sumar dos puntos importantísimos que sirven para seguir dependiendo únicamente de su propia actuación, porque si los de Escribano sacan los cuatro puntos que quedan en juego, serán equipo de Plata. Eso sí, hay que sacarlos, primero en Vista Alegre ante Torrelavega y luego en lo que podría ser toda una final por la permanencia en Nava de la Asunción.

No empezó bien el partido para los intereses granates, porque desde el principio fue el cuadro local el que llevó la iniciativa en el juego y en el marcador, sobre todo aprovechando las lagunas en el sistema defensivo granate. La escuadra tolosarra comenzó a sacar petróleo en las situaciones uno contra uno provocadas por Estanis y Goikoetxea, o buscando en los seis metros el pase al pivote, con la defensa cordobesa algo metida atrás.

Pronto el cuadro de Álex Nogués comenzó a tomar las primeras rentas, porque además el Cajasur en ataque no tenía toda la fluidez necesaria, consiguiendo sobre todo Francisco Morales y José Jiménez culminar las acciones no sin apuros, ya que costaba un mundo conseguir situaciones claras de lanzamiento a portería.

Pero los numerosos errores en circulación de balón volvían a lastrar a un Cajasur que era ajusticiado a la contra, a pesar de las buenas acciones en portería de Ramón Fuentes, que evitó que la sangría en el marcador fuera mayor con paradas de mucho mérito, especialmente una doble en un claro contraataque local.

Pero las alarmas se encendieron a cinco minutos del descanso cuando los vascos se distanciaron con cinco de renta (14-9), la máxima hasta el momento. Escribano solicitó tiempo y los suyos arreglaron algo en entuerto con un gol de Dublino justo antes del descanso que mandaba a ambos equipos a vestuarios con ventaja local por tres tantos, 15-12. Las sensaciones granates en la primera mitad no eran buenas, ni mucho menos las de un equipo que necesitaba la victoria sí o sí para seguir con opciones de salvación.

Pero todo el panorama cambió en la segunda parte. La actitud, las ganas, el saber que iba la vida en el partido, y el Cajasur CBM tiró de raza y orgullo granate desde el principio. Porque sólo necesitó res minutos para igualar el partido a quince tantos, y a partir de ese momento el encuentro retomó su clima de igualdad, con la salvedad de que había un equipo que iba de menos a más, el CBM.

Escribano cambió la defensa y el Cajasur se puso en un 5-1 mucho más agresivo y profundo que apagó las luces del ataque tolosarra. Parecía que todo se encauzaba pero en el minuto 34 Ramón Fuentes vio una discutida roja y tuvo que retirarse. Era el turno de Álex Morón, y el pontanés no decepcionó, con un increíble recital de paradas en veinticinco minutos mágicos.

El Cajasur comenzó a comportarse como un bloque, pero entre todos sobresalió la actuación de Sergio Labraca, quien, con cuatro tantos vitales y una osadía impropia de sus 19 años, dinamitó el partido para dar la vuelta a todo. Porque a falta de veinte minutos los granates se pusieron por delante (18-19) y ya no se iban a ver más a remolque.

Con Morón sacándolo todo en la portería, el sistema defensivo perfectamente dispuesto y un ataque fluido, los cordobeses fueron comiendo la moral poco a poco a un Tolosa que caía en la trampa granate continuamente, con faltas en ataque y pasos provocados por el alto nivel defensivo.

Pero no todo estaba hecho. La parcialidad arbitral provocó la reacción local y a falta de seis minutos el resultado era de empate a 23. En ese momento el Cajasur templó los nervios, algo que le faltó otras veces, y consiguió un 0-3 a favor que le dio un colchón definitivo a falta de un minuto, acabando incluso sin excesivo sufrimiento. Ahora queda buscar la victoria la semana que viene en Vista Alegre ante Torrelavega para jugárselo todo a una carta en Nava de la Asunción, pero este muerto está muy vivo.

FICHA TÉCNICA

TOLOSA ESKUBALOIA, 24: Urtzi, Garmendia (1), Estanis (3), Aitortxo, Goikoetxea (3), Zuloaga (1), Díaz de Cerio (2), Arratíbel (3), Ortiz (3), Ibarguren, Amiano (1), Andoni, Mendinueta (2), Larrañaga (1), Aranburu y Casado (4).

CAJASUR CBM, 27: Ramón Fuentes, José Baena, Nano (1), Francisco Morales (2), Dzokic (6), Dublino (4), Jiménez (6), Álex Morón, Labraca (4), Pablo (1), Julián (3), Del Águila y Borja.

ÁRBITROS: Ausás y Florenza (Cataluña). Excluyeron por el Tolosa a Casado; y por el Cajasur a Jiménez, Dzokic, Julián y Labraca. Descalificaron con roja directa a Ramón Fuentes (34’).

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 4-2, 6-4, 9-5, 10-8, 13-9, 15-12 (descanso); 16-15, 18-19, 19-20, 20-21, 23-24 y 24-27 (final).

INCIDENCIAS: Partido de la vigesimoctava jornada de liga en la División de Honor Plata, celebrado en el Polideportivo Usabal ante unos 300 espectadores.

Etiquetas
stats