Con la vista puesta en Torrox: última semana antes del primer 'stage'

Javi Flores conduce el balón en un entrenamiento | MADERO CUBERO

La recompensa se consigue con esfuerzo. Aunque la mayoría de plantillas que componen la Segunda División B no han comenzado a entrenar -o incluso equipos como el Real Murcia han anunciado la suspensión del inicio de su pretemporada-, el Córdoba encara su tercera semana trabajando y le coloca como uno de los equipos que, a priori, llegará más en forma a la primera parte del campeonato. El tramo liguero, si el Covid-19 lo permite, empezaría a lo largo de la segunda quincena de octubre, por lo que los blanquiverdes lucharían en la primera jornada con unas diez semanas de entrenamientos a sus espaldas. En este sentido, los de Juan Sabas afrontan los últimos cinco días de trabajo en la ciudad, ya que este domingo iniciarán su primer stage en la localidad malagueña de Torrox.

Son ya tres semanas de entrenamientos. Se dice pronto y más cuando aún quedan casi dos meses para que el campeonato comience. Mientras la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y el Consejo Superior de Deportes (CSD) tratan de redactar un protocolo sanitario que sostenga a los clubes modestos, el Córdoba entrena en silencio y con buena letra para aspirar a los objetivos más ambiciosos durante una nueva temporada en la categoría de bronce del fútbol español. Los de Juan Sabas poco a poco van cogiendo intensidad tras más de dos meses sin tocar balón o realizar su trabajo con el resto de integrantes de la plantilla. Así, la semana de entrenamientos no variará con respecto a las dos primeras, ya que los blanquiverdes deberán calzarse las botas en sesión matinal aún sin la presencia de público debido al coronavirus.

Aunque pronto el escenario variará por unos días. En efecto, una vez que cumplan con el plan previsto, los califas viajarán hasta la localidad malagueña de Torrox para comenzar su primer stage durante una semana. Esto hará que los jugadores puedan convivir todos juntos y que el entrenamiento se realice con unas temperaturas más idóneas en relación a la carga de trabajo que les impone Juan Sabas. Por ello, el Córdoba se desplazará hasta Málaga después de completar la jornada matinal del domingo en el estadio. Con el descanso únicamente del sábado, los blanquiverdes se están preparando para la batalla en una Segunda División B que se antoja mucho más complicada debido a la abundancia de equipos que se encuentran en esta categoría. Trabajo, trabajo y más trabajo para lograr los objetivos.

Etiquetas
stats