Un virus estomacal 'torpedea' al Yosiquesé

Sanders, Gracia y Arias, en un entrenamiento en Vista Alegre | MADERO CUBERO

“Ojalá no se dé ningún contagio”, dice con cierto pesar Rafa Sanz, entrenador del Yosiquesé Cordobasket, que en el inicio del trabajo semanal se encontró con una circunstancia inesperada: cinco jugadores fuera de combate por un virus estomacal. Ish Sanders, Roberto Cubero, Adolfo Vega, José Manuel Gutiérrez y Juan Ramírez no intervinieron en la sesión y están bajo tratamiento.

Paco Córdoba, jefe de los servicios médicos del Cordobasket, está vigilando la evolución de un grupo que supone prácticamente la mitad del plantel, compuesto por doce miembros con ficha. Y las posibilidades de que haya contagio son altas. “Confiamos en que no vaya a más”, insiste Sanz, que espera poder recuperar a todos sus efectivos a lo largo de la semana. Eso parece lo más probable. Otro asunto es que lleguen en condiciones físicas adecuadas después de un proceso que conlleva deshidratación. “Espero que lleguemos con las máximas garantías”, indica el entrenador.

El Yosiquesé se enfrentará el próximo sábado, a partir de las 20:00 horas, al Benahavís en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre. Después de conseguir una aplastante victoria en la cancha del Jaguarzo Adepla de Plasencia -“es la primera vez que hemos ganado un partido allí”, valora Sanz-, el equipo cordobés aborda la cita con un récord de 4 victorias y una sola derrota. El cuadro malagueño, que ha tenido un buen arranque, pondrá a prueba a una formación que protagonizó un partido “fantástico” la pasada semana, según Rafa Sanz, quien pone el acento en “el esfuerzo defensivo de todo el equipo y su capacidad para dar respuesta en la cancha a las adversidades”. Esta semana tienen un enemigo más: un virus estomacal que ha condicionado los planes de trabajo.

Etiquetas
stats