Antes del viaje: pasión blanquiverde bajo el sol

Seguidores blanquiverdes a la llegada del Córdoba al estadio. | MADERO CUBERO
La afición combate el calor y recibe al Córdoba a su llegada al estadio de cara al inicio del 'play off' | Los cánticos rompen el calmado ambiente de El Arcángel antes del duelo con el Girona

Es día de nervios. De esperanza, pero también de nervios. Está a punto de comenzar el más apasionante de los viajes. En la maleta, un buen puñado de ilusiones y deseos por cumplir. También tienen su espacio la camiseta, la bufanda y la bandera. Blanco y verde es el atuendo guardado en el equipaje, como lo es el que llevan quienes desde dos horas antes del inicio del trayecto comparten tensa calma. Manera mejor no existe para acabar con la presión que el reto genera. Ni siquiera el calor, a las seis cuasi insoportable, impide que unos y otros, los que sonríen plenos de optimismo y los que aun sonrientes recelan. Unos dos centenares de fieles esperan junto al templo, porque el camino, en realidad, arranca mucho antes. Lo hace en el instante exacto en que afición y equipo se funden por vez primera en una aventura que realizarán unidos.

Aunque en menor medida en comparación con otras ocasiones, esta vez no falta el aliento inicial. El que permite a los jugadores aliviar la tensión y cobrar mayor fuerza de cara a lo que está por venir. Ante las taquillas, a las puertas de las cocheras de El Arcángel, aficionados de todas las edades aguardan vestidos de blanco y verde. Los colores son el elemento común. Niños y padres, jóvenes y mayores, todos reciben como es debido a su equipo. El Córdoba inicia el play off, el asalto a Primera. El regreso a la elite les hace vibrar, a unos y otros, desde poco más de hora y media antes del encuentro. El partido es a las ocho, pero a rebasadas las seis ya se siente con vigor la esperanza del cordobesismo. La unión hace la fuerza y la fuerza es mayor cuando aparece el autobús. Cánticos de ánimo y saludos con los futbolistas. Todo está listo. A la pasión, antes del viaje, no le vence el sol.

Etiquetas
stats