Velocidad de crucero para las cordobesas en Reto Iberdrola

La plantilla del Córdoba Femenino celebra su triunfo | CÓRDOBA CF FEMENINO

Las mejores sensaciones para los equipos cordobeses en la Reto Iberdrola. La línea ascendente que está trazando el Córdoba Femenino en cuanto a resultados y sensaciones se alineó con la firmeza de un Pozoalbense líder del subgrupo desde hace varias jornadas y que no deja de pisar el acelerador. Las de Ariel Montenegro vencieron con una gran segunda parte ante el colista Málaga, con incluso dos goles anulados y un penalti fallado, mientras que las blanquillas apabullaron en Tenerife al filial del Granadilla, que nada pudo hacer ante la conexión tradicional entre Natalia Montilla y Karla Riley.

Crecimiento progresivo blanquiverde

Sin apenas novedades en el once, salvo la inclusión de Belén Potassa como referencia ofensiva, el dominio inicial del encuentro fue para el Córdoba Femenino. A pesar de que no fueron 45 minutos con demasiados tiros a portería, sí se vieron destellos por parte de los dos equipos. La primera ocasión fue para la malaguista Edna pero Hitomi metió el pie antes de que armara la pierna la delantera blanquiazul. La linier anuló hasta dos tantos al cuadro cordobesista: en el primero, la intervención de María Avilés evitó el tanto de falta directa de Yanire desde el lateral; el segundo, a Michi Goto en clara posición adelantada. Cintia Hormigo tuvo un gran espacio por su banda derecha, que intentó explotar al máximo desde que inició el encuentro. De hecho, el juego prácticamente pasaba por mandar balones a la extremo malagueña, que incluso puso centros peligrosos al área pero que no tuvieron rematador. A pesar de no haber goles, el Córdoba Femenino se fue con grandes sensaciones al descanso pero con poco gol hasta el momento en las botas de sus jugadoras.

En la segunda parte, siguió el dominio del Córdoba Femenino. Cintia Hormigo no dejó lugar a la duda y culminó su gran actuación en su tierra, a la que regresaba después de un año. La '19' cordobesista aprovechó un pase de Nati para colocarla de volea en la escuadra al palo largo. Habían pasado solo 3 minutos de juego y el Córdoba empezaba a encontrar resultados más allá de las sensaciones. El dominio y el peligro seguían siendo para el Córdoba ante un Málaga que no llegaba de manera clara a la meta de Gordillo. María Avilés, muy activa durante todo el partido, aumentó diferencias poco después tras una mala salida de la portera malaguista y un centro de Yanire con la derecha. El cabezazo de la capitana blanquiverde emuló su gol contra el filial del Granadilla B esta temporada. A partir del segundo tanto, el Málaga reaccionó con llegadas al área y, por insistencia, recortó distancias Miriam Córdoba tras un pase filtrado y aprovechando la salida dubitativa de Gordillo para añadir emoción al partido. Al Córdoba le llegaban pero se libraba de todo con solvencia. Cintia, pasada de revoluciones, dejó su sitio en el 83' para Karen Vénica. La mediocentro argentina hizo su debut con la camiseta blanquiverde y pudo participar de manera activa en la victoria. En un contraataque blanquiverde y con la defensa malagueña desguarnecida, Aina Torres puso la sentencia con una gran volea a centro de Vénica. Fue prácticamente la última jugada para asegurar un triunfo que confirma la línea ascendente del conjunto cordobesista.

Goleada pedrocheña para seguir con la racha

Sin ocasiones al principio en el encuentro, el balón parado decantó la balanza a favor de las pozoalbenses antes de sobrepasar el ecuador de la primera mitad. Una falta lateral botada Karla Riley desde el perfil izquierdo fue a parar a los pies de Ayaka, que tocó el balón para que entrara mansamente por la línea de gol. Era el minuto 20 y, a pesar del tanto visitante, el Granadilla B buscó el gol de la igualada y la tuvo con un disparo que se estrelló en el poste por medio de Patricia Gavira. Sin embargo, sería de las contadas ocasiones que tendrían las tinerfeñas, ya que el balón parado le mostró de nuevo un guiño al cuadro dirigido por Manu Fernández. Karla centró casi desde la misma posición que en el primer tanto y, tras una mala salida de la guardameta tinerfeña, el balón salió rebotado hacia atrás para colarse al fondo de las mallas. Fue la culminación de una primera parte donde el Pozoalbense rentabilizó al máximo los errores de las locales, faltas de experiencia en tramos adversos de los partidos

En la segunda parte, casi sin haber pasado ni un minuto de los segundos 45, Karla Riley siguió aumentando la nota de su actuación individual con la sentencia del encuentro. La panameña, en un fallo defensivo tinerfeño, aprovechó un mano a mano para acumular su sexto gol de la temporada, colocándose como pichichi en solitario del subgrupo A de la Reto Iberdrola. Sin dejar pábulo a la duda, el cuarto tanto, de Natalia Montilla, rubricó un gran partido de la mediapunta cordobesa, con conexiones constantes con Karla. En pocos toques y con pocos acercamientos, las blanquillas consiguieron un abultado marcador al comienzo de la segunda mitad para afrontar de la mejor de las maneras el resto de 40 minutos que quedaban por delante, con la única nota negativa del cambio por lesión de la guardameta Ana Murga, que fue sustituida por Tochukwu. Sin más peligros en el resultado para las pedrocheñas, el liderato sigue siendo suyo de manera indiscutible.

Etiquetas
stats