De la tranquilidad a la asfixia

.

Buena parte de los objetivos en la Segunda División Nacional de fútbol femenino se han cumplido. Dos de los tres representantes cordobeses han conseguido la permanencia en el Grupo IV, mientras que el tercero apura su última bala para la salvación. La tranquilidad la pusieron La Rambla y El Naranjo en un derbi provincial, en el que ambos firmaron las tablas (0-0). Poca historia en un enfrentamiento en el que las capitalinas no se jugaban nada, mientras que el cuadro de Josema Camacho necesitaba -al menos- sumar un punto para certificar su salvación matemática. Y así fue. Un año más, los conjuntos femeninos con más historia en el fútbol cordobés competirán en la categoría de plata.

Un cierre de curso irregular para El Naranjo, que vivió una campaña de más a menos. Por su parte, La Rambla mantuvo cierta regularidad en la zona media, aunque el empujón final de los equipos de abajo le obligó a nos despistarse. De esta forma, ambos han materializado un sexto y un noveno lugar, aunque aún con una jornada por disputarse.

Precisamente ese encuentro será de vida o muerte para el Pozoalbense, que cae a puestos de descenso, tras perder de manera contundente ante el Málaga Femenino (0-4), que se proclamó campeón de liga en suelo provincial. Las de Pozoblanco sumaron su tercera derrota consecutiva, algo que aprovechó el Puerto de la Torre, su máximo rival en la zona roja, para salir de los puestos de descenso al llevarse de manera sorprendente el choque frente al Cáceres (2-0). Así, las malagueñas se colocan undécimas con 22 puntos, por 21 de las cordobesas. La última jornada será decisiva para las vallesanas, que recibirán en casa al San Miguel A, otro adversario directo por la permanencia, y que tienen a dos puntos de distancia. Por lo tanto, el Pozoalbense dependerá de sí mismo para salvarse. Eso sí, únicamente le vale la victoria, al tener perdido el golaverage con el Puerto de la Torre.

Etiquetas
stats