Ter Stegen se corona en El Arcángel

Real Sociedad - Barcelona (1-1) de Supercopa en El Arcángel | RFEF

El encuentro esperado. Tras años y años donde Córdoba no era capaz de albergar un encuentro importante, la Real Federación Española de Fútbol decidió que la capital califa merecía ser la sede de la primera semifinal de la Supercopa de España. Por ello, El Arcángel se vestió elegantemente para recibir a Real Sociedad y FC Barcelona en un encuentro donde ambas escuadras salieron con la firme intención de lograr un puesto en la final disputada el próximo domingo en el Estadio de La Cartuja. Aun sí, los blaugranas sufrieron la baja a última hora de Leo Messi. El astro argentino sufrió unas molestias en la jornada matinal que le impidió pisar finalmente el verde cordobés. Sin embargo, este handicap no pareció afectarle a sus compañeros ya que lograron vencer al conjunto vasco a merced de una tanda de penaltis agónica con Riqui Puig como protagonista principal. Por su parte, el cuadro txuri urdin fue mejor que su rival en gran parte del encuentro, pero Ter Stegen y el poco acierto de cara a puerta impidió el gol local.

El conjunto dirigido por Imanol Alguacil salió a por todas al césped de un El Arcángel perfectamente vestido para la ocasión. Por medio de una presión intensa, el cuadro txuri urdin ahogó la intención inicial de los blaugranas en los primeros compases del partido, lo que le permitía realizar transiciones rápidas en ataque. Gracias a esto, Isak estuvo a punto de hacer el primero del encuentro tras un gran centro de Gorosabel, pero el cabezazo del sueco se fue algo desviado. Mientras tanto, el Barcelona intentaba zafarse de la marca local a través de largas posesiones que anestesiaban el ímpetu de la Real Sociedad, pero seguía siendo insuficiente. El cuadro vasco robó en campo contrario y Portu se encontró con un balón franco para batir a Ter Stegen, aunque el extremo español erró finalmente el tiro. Sin embargo, las ocasiones seguían sucediendo y el meta alemán tuvo que intervenir tras un cabezazo de Le Normand.

Conforme los minutos seguían pasando, los blaugranas intentaban quitar el dominio del balón a la Real Sociedad e incluso gozaron de los primeros acercamientos después de una jugada individual de Dembelé que acabó sacando sin problemas la defensa vasca. Aun así, al plantel txuri urdin le seguía funcionando la presión en tres cuartos de campo y la salida rápida al contragolpe, tanto fue así que Isak se quedó solo ante Ter Stegen después de un gran pase vertical de Oyarzabal, pero el arquero alemán impidió con el pecho el primer tanto del encuentro. Unos pupilos de Imanol Alguacil que estaban ejecutando el plan inicial a la perfección, si bien los catalanes seguían con la intención de inaugurar el marcador lo antes posible. De hecho, Lenglet se sumó al ataque y probó fortuna con un fuerte disparo fuera del área que se marchó lejos del arco defendido por Remiro.

Por otro lado, el técnico Ronald Koeman no estaba satisfecho con el trabajo que sus pupilos estaban desplegando sobre el verde de El Arcángel. De hecho, Pjanic, Umtiti y Trincao comenzaron a realizar ejercicios de calentamiento y pudieron ver cómo sus compañeros estuvieron a punto de inaugurar el electrónico. El canterano Mingueza logró llegar a la línea de fondo con solvencia y puso un centro medido para un Braithwaite que no acertó a rematar cuando Remiro ya estaba prácticamente batido. Gracias a este acercamiento, el Barcelona comenzó a dominar todas las facetas del juego, aunque con un movimiento de balón excesivamente en horizontal. Sin embargo, la calidad individual que tiene el club blaugrana sobresalió una vez más. Tras un buen pase filtrado de Braithwaite para Griezmann, el internacional francés puso el balón a la cabeza de un Frenkie de Jong que perforó la meta vasca e instauró el primero en el marcador. Este tanto a falta de cinco minutos para la finalización de la primera parte despertó de aquella manera a un plantel vasco que intentó empatar la contienda, sin éxito, antes de que el colegiado Munuera Montero decretase el paso por vestuarios.

El inicio de la segunda mitad fue fulgurante. La Real Sociedad no le perdió la cara al encuentro y salió nuevamente al césped de El Arcángel con la misma intensidad que en los primeros 45 minutos. De hecho, el colegiado andaluz decretó penalti después de un centro milimétrico de Oyarzabal que dio en la mano de De Jong. Tras ser validada la acción por el VAR, el extremo internacional con España logró perforar la meta defendida por Ter Stegen e imponer nuevamente las tablas en el luminoso. Este tanto noqueó como si de un combate de boxeo tratase a un Barcelona que no se encontraba nada cómodo en el encuentro después del paso por vestuarios. Gracias a esto, el conjunto dirigido por Imanol Alguacil retornó a esa presión característica en tres cuartos de campo que dificultó y de qué manera la salida fluida del Barcelona. Aun así, Griezmann estuvo a punto de anotar el segundo para los blaugranas a la salida de un córner, pero su disparo se fue desviado.

A pesar del intenso frío, los jugadores de ambas escuadras seguían a un nivel altísimo. La Real Sociedad intentaba desactivar el juego de toque catalán, pero los chicos dirigidos por Ronald Koeman tenían mucha mordiente arriba. Tanto fue así que Pedri, en primera instancia, y Dembelé casi lograron adelantar al Barcelona en el videomarcador de El Arcángel, pero Remiro estuvo muy atento para despejar sendas llegadas visitantes. Esta sucesión de acercamientos pareció despertar al Barcelona de su letargo y comenzó a tener el dominio del encuentro a través de una posesión que seguía sin ser lo suficientemente eficaz. Mientras tanto, la Real Sociedad no estaba dispuesta a que la eliminatoria se le fuera de las manos. Por ello, Portu tuvo en sus manos adelantar al cuadro vasco, aunque su disparo no fue todo lo certero que él esperaba, mientras que la defensa blaugrana logró sacar un peligroso balón después de que Isak ganase línea de fondo con soltura.

Los minutos seguían transcurriendo y la amenaza de la prórroga estaba en el aire. Ambos entrenadores decidieron no hacer la totalidad de los cambios en el tiempo reglamentario con vistas a esos 30 minutos más que iban a ser determinantes. Aun así, tanto la Real Sociedad como el Barcelona seguían buscando la meta rival e incluso los blaugranas estuvieron cerca de hacer el segundo en su cuenta particular, pero el pase raso de Dembelé no encontró ningún rematador. Por su parte, el plantel txuri urdin no generó demasiadas ocasiones en el tramo final del encuentro, aunque Mikel Merino estuvo a punto de hacer la épica con un fuerte cabezazo a la salida de un córner cuando tan solo quedaban segundos para la finalización del choque, aunque, finalmente, la defensa blaugrana consiguió despejar con muchos problemas justo antes de que Munuera Montero decretara el final de los 90 minutos.

Una prórroga con aroma a final

A sabiendas de lo importante que era esta prórroga, tanto Imanol Alguacil como Ronald Koeman realizaron cambios que a la postre fueron determinantes. De hecho, el recién entrado Joseba Zaldua probó a Ter Stegen con un potente disparo desde la medular, pero el alemán realizó una estirada de ensueño para mandar el balón a saque de esquina. Estas permutas sobre el césped de El Arcángel sentaron mucho mejor a la Real Sociedad debido a que William José fijó aún más a los centrales blaugranas. Asimismo, el conjunto txuri urdin aprovechó su velocidad por bandas con el fin de generar un dolor de cabeza a los laterales rivales. Sin embargo, los pupilos dirigidos por Koeman tenían aún mucho peligro arriba e incluso estuvieron cerca de desnivelar la balanza. Nuevamente Dembelé lo intentó tras una recuperación en campo rival de Griezmann, pero Remiro, muy atento, atajó el disparo del internacional francés.

La segunda parte de la prórroga fue mucho más lenta que el resto del encuentro. Ambos equipos, desgastados por los 105 minutos anteriores, preferían no fallar en defensa y apenas se acercaron a la portería contraría. Aun así, las ocasiones existieron en el tramo final del partido en ambas áreas. Griezmann estuvo a punto de aprovechar un pase envenenado de Jordi Alba, pero Remiro blocó nuevamente. Mientras tanto, Oyarzabal tuvo en sus botas el 2-1 tras un gran centro de Januzaj, pero el extremo español no acertó a rematar con comodidad. Sin embargo y cuando todo parecía indicar que los penaltis llegarían con total seguridad, Januzaj protagonizó las dos jugadas del partido. En primera instancia y después de dejar por el camino a Araujo y a Pjanic, el belga lo intentó con un disparo cruzado, pero el arquero alemán sacó una mano maravillosa. Por otro lado, el extremo txuri urdin ejecutó una falta a la perfección, aunque su balón finalmente golpeó en el palo minutos antes de que el colegiado pitara el final de la prórroga.

El Barcelona, primer finalista de la Supercopa en la tanda de penaltis

El punto de penalti esperaba a todos los afortunados. Bautista comenzó primero, pero Ter Stegen adivinó las intenciones del jugador local que salió en el minuto 120 para ejecutar el penalti. Sin embargo, tanto Frenkie de Jong como Mikel Oyarzabal tuvieron la misma suerte que el primer lanzador y erraron sus respectivas penas máximas. Por su parte, y gracias al fallo de William José, Dembelé y Pjanic no defraudaron y dejaron que Griezmann marcara el penalti decisivo. Aun así, el internacional francés mandó su disparo a las nubes y tuvo que ser Riqui Puig quien metiera el tanto decisivo. Gracias a esta victoria en el feudo blanquiverde, el FC Barcelona accede a la final de la Supercopa de España disputada en el Estadio de la Cartuja de Sevilla.

FICHA TÉCNICA

REAL SOCIEDAD, 1 (2): Álex Remiro, Nacho Monreal, Robin Le Normand, Igor Zubeldia, Andoni Gorosabel (Zaldua, 90' (Bautista, 120')), Mikel Merino, Jon Guridi (Ander Barrenetxea, 80'), Ander Guevara (Zubimendi, 105'), Portu (Januzaj, 102'), Mikel Oyarzabal y Alexander Isak (William José, 90').

FC BARCELONA, 1 (3): Ter Stegen, Jordi Alba, Clément Lenglet, Ronald Araujo, Óscar Mingueza (Junior Firpo, 113'), Sergio Busquets (Riqui Puig, 90'), Frenkie de Jong, Ousmane Dembelé, Pedri González (Pjanic, 90'), Antoine Griezmann y Martin Braithwaite (Francisco Trincao, 77').

ÁRBITRO: Munuera Montero (Comité Andaluz). El colegiado amonestó a Le Normand y a los visitantes Dembelé y Mingueza.

GOLES: 0-1 (39′) Frenkie de Jong. 1-1 (51′) Oyarzabal.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la primera semifinal de la Supercopa de España disputado en El Arcángel a puerta cerrada.

Etiquetas
stats