Stankevicius da una lección antes de decir adiós

Stankevicius lanza un pase en el Córdoba-Nástic | MADERO CUBERO
El defensa internacional lituano ofrece ante el Nástic una de sus mejores actuaciones | La tarjeta recibida, quinta del ciclo, le borra para el partido ante el Albacete

No estaban siendo días fáciles para Marius Stankevicius (Kaunas, 1981) en el Córdoba, donde una cadena de discutibles actuaciones le habían colocado en la diana de la crítica. Contra el Nástic, pese a las especulaciones durante toda la semana –y la convocatoria, después de varias jornadas descartado, del lateral Albert Dalmau–, Stanke salió como titular y ofreció una lección de oficio. "Quería dar una respuesta en el campo y estoy feliz por eso", dijo el internacional a los periodistas tras un partido que dejó a los blanquiverdes como líderes provisionales de Segunda.

"Somos un equipo. No pasa nada por perder un partido. Tenemos que hacerlo nosotros. Es temprano para saber qué pasará en el futuro, pero estamos ya empezando a jugar y mejorando mucho", explicó con su peculiar mezcla de español e italiano. De sus manos salió el saque de banda que terminó con la pelota en los pies de Fidel para hacer el 1-0. En varias acciones del partido subió al ataque con determinación y en sus labores defensivas estuvo sobrio y eficaz. El peor momento del partido lo pasó cuando Piñeiro le mostró tarjeta amarilla por hacer el ademán de tocar el balón con las manos. Sabía que era la quinta del ciclo. Será castigado con un partido de amonestación y no podrá estar en el Carlos Belmonte de Albacete el próximo domingo.

Al final, Stankevicius saldrá del once titular. Pero no será por una cuestión táctica, sino por una causa distinta. El ex del Sevilla y Valencia mostró agallas en un momento delicado, cuando tenía sobre sí el foco de la crítica. Estaba bajo sospecha. "Después de perder el último partido fuera en el último segundo, muchas personas se bajan un poquito. Nosotros, con mucha humildad, nos vinimos arriba. Nosotros respetamos a todo el mundo, pero hemos demostrando que tenemos fútbol", explicó tras la victoria ante el Nástic. De su intervención en el primer gol habló con modestia."Estamos trabajando eso. Pasó con un poquito de suerte, pero eso hay que ganárselo con trabajo y siendo humilde", dijo.

El Córdoba tendrá que buscarle un sustituto a Stankevicius en Albacete. Podría ser Dalmau o quizá Oltra busque otros movimientos de piezas. Quién sabe. Lo que sí quedó claro es que el lituano, que lleva todo el curso sacando la faena en una posición que no es la suya, no es de los que se rinden al primer contratiempo.

Etiquetas
stats