A sanar una identidad herida

.

La necesidad aprieta cada vez más a un Córdoba Patrimonio de la Humanidad que ha visto como su colchón con respecto al descenso ha ido mermando tras los últimos tropiezos, algo auspiciado también por el buen hacer de sus adversarios por la parte baja. Una vez finalizada su participación en la Copa del Rey, el club tiene ya toda su atención puesta en la competición liguera. No es para menos si quiere alcanzar el complicado objetivo de la permanencia, que cada jornada se paga más caro en la mejor liga del mundo. Es por ello que el duelo del sábado (12:30) frente al Jimbee Cartagena cobra una importancia vital, dada la dinámica que acumula el conjunto blanquiverde y la cercanía clasificatoria de ambas plantillas. Eso sí, los de Maca deberán afrontar el partido con la obligación de no padecer el esfuerzo físico desplegado en la dura eliminatoria del miércoles frente al Software Delsol Mengíbar, resuelta en la tanda de penaltis a favor de los jienenses.

La principal nota positiva a favor de los cordobeses será aprovechar el estado anímico de los murcianos, que acumulan tres jornadas consecutivas sin conocer la victoria. Mientras, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad marcha con un balance ligeramente superior de dos caídas y un empate en ese mismo periodo. Asimismo, el Jimbee Cartagena tuvo también compromiso copero el martes, en su caso superando con creces al Pinatar Zambú (1-7) de Segunda División B.

Precisamente esa racha ha hecho perder presencia a los cartageneros como posible aspirante a la fase por el título, pues actualmente ocupan la décima posición con 12 puntos. De esa situación deberá sacar partido el cuadro cordobés, que se encuentra al acecho de su rival pues es duodécimo con 11 puntos en su casillero. Además, una victoria en el Palacio de los Deportes de Cartagena supondría una dosis de ilusión extra para los de Maca de cara al compromiso del próximo martes (21:00) frente al Burela en Vista Alegre, colista de Primera y que comparte el cartel de recién ascendido con la entidad califal. Sin duda, un cóctel de posibilidades que deja la emoción del encuentro al rojo vivo. Eso sí, los cordobeses tratarán de que el desenlace palpite en blanco y verde.

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad busca recuperar su sello perdido, ese de equipo indomable y con capacidad para la gesta, ya que "el discurso de la buena imagen se tiene que ir acabando", afirma Maca. "Esa buena imagen se tiene que ver transformada en puntos, sino nos veremos en un sitio en el que no queremos estar. Quiero que el equipo tenga esa seguridad para poder traducir esa buena imagen en puntos", añade. "Esperamos ver, al menos, un Córdoba como se está viendo en los últimos desplazamientos", señala finalmente el entrenador blanquiverde.

En lo referente a su adversario, el preparador incide en que van a "intentar aprovechar esas posibles dudas que tengan tras tres derrotas seguidas", si bien "es un equipo plagado de buenos jugadores, quizá con una media de edad alta". "Hay que recordar que creo que tiene hasta siete jugadores de origen brasileño. Es un equipo con mucha experiencia, que quizá se le esperaba más desde el principio y vamos a ver qué Cartagena nos encontramos. Para nosotros es un partido fundamental. Puntuar en Cartagena sería un balón de oxígeno. No están siendo muy regulares y esperamos ver su peor versión", expone sobre el Jimbee.

En cuanto a su equipo, Maca recupera a Javi Sánchez pero mantiene la baja de Nono, a la que suma la de Zequi. Ahora es importante contar con los máximos recursos posibles y no lo consigue, más que nada porque el cierre de 2019 lo tiene el Córdoba Patrimonio de la Humanidad con tres encuentros ante rivales directos. "A estas alturas la competición dice lo que dice y, si atendemos a la clasificación, son tres rivales directos. Esperemos dar el 100% y que las cosas nos salgan lo mejor posible. Si sacamos algo positivo en estos partidos se cerrará una primera vuelta más que digna", concluye el técnico.

Etiquetas
stats