Romero, medicina casera

Jorge Romero, en el centro, durante el partido del filial ante el Betis B | TONI BLANCO

¿Quién es Jorge Romero? El hombre que desde este martes -y de forma transitoria, según el club- toma las riendas del Córdoba es un conocedor de la casa, donde ha pasado por los escalafones inferiores hasta escalar a la primera línea de fuego. Actualmente dirige al filial de Segunda División B, que ocupa la posición décimo quinta -a ocho puntos de los puestos de play off de ascenso, a dos del descenso a Tercera- en el Grupo IV. Con este conjunto ha firmado un balance de 4 victorias, 7 empates y 6 derrotas, con 22 goles a favor y 21 en contra en 19 partidos. Lucha por la permanencia en la división de bronce, aunque más allá de los resultados deportivos ésta continuidad queda condicionada al desenlace de la campaña del primer equipo. Si éste cae, arrastrará al filial hacia el pozo. Por lo tanto, la lucha por aferrarse a la categoría es doble.

Nacido en Córdoba 1984, Romero se forjó en el Don Bosco y de ahí pasó a la entidad blanquiverdes, donde ha adiestrado a distintos equipos de la cantera y ha realizado labores de scouting. Además de su función como analista de los rivales, formó parte del cuadro técnico de Luis Miguel Carrión. En la temporada pasada le tocó afrontar una situación de extrema dificultad en el filial. Después de la destitución de José Luis Oltra, el club decidió activar los resortes de la promoción interna para ascender a Carrión. El segundo equipo quedó entonces en las manos de Carlos Losada y el efecto no fue el deseado.

Con el equipo filial en declive, el club decidió dar por finalizada la etapa de Losada, un clásico -llevaba más de tres décadas en la casa- que no logró remontar el vuelo con una formación se había metido en los puestos bajos. La entidad anunció el relevo a través de sus canales oficiales apuntando que veía en Jorge “la figura ideal para cambiar la actual dinámica del equipo”. El Córdoba B ocupaba el puesto 18 en el campeonato, con 27 puntos sumados. Con Losada al mando, el filial ganó dos partidos, empató otros dos y perdió seis, con un balance de 9 puntos sobre 33 posibles que terminó costándole el puesto al técnico. Jorge Romero logró activar al grupo para liderar un arreón final: de los últimos once partidos solamente perdió uno -ante el Real Murcia (2-0)- y el Córdoba acabó en el puesto décimo primero, evitando problemas y salvándose con holgura.

Después de la pésima etapa de Juan Merino, con un balance de tres puntos sumados sobre 21 posibles y ninguna victoria en siete partidos, el desafío está en conseguir una reacción de manera inmediata. Romero ya dirigirá la sesión este martes y salvo una sorpresa mayúscula estará en el banquillo el próximo domingo, a partir de las 12:00, ante el Rayo Vallecano. Antes, este jueves, el que hasta ahora ha sido su equipo afrontará jornada de Liga ante el Villanovense en El Arcángel. Al mando estará José María García Cuadrado, técnico canterano que hasta el momento estaba dirigiendo el juvenil B de la División de Honor. En las últimas horas se especuló con la opción de que Álex Gómez Comes, el director deportivo, fuera quien ocupara el cargo de entrenador del filial.

Etiquetas
stats