Una reestructuración en la zaga más que necesaria

Bernardo Cruz, en el amistoso ante el Algeciras | CÓRDOBA CF

Portería a cero. Cualquier aficionado al fútbol sabe que una de las cosas más imprescindibles que existen en este deporte para poder conseguir la victoria es que el rival no pueda lograr un tanto. Parece una tarea sencilla sobre el papel, pero es una de las cosas más difíciles de lograr e incluso más importante que poder marcar un mísero gol. Por ello, los entrenadores dedican una y otra sesión a mejorar el aspecto defensivo, aunque muchas veces es imposible arreglar una racha negativa en la zaga. El Córdoba sufrió mucho en esta zona con Enrique Martín en el banquillo ya que el conocido técnico navarro planificó una una plantilla con bastantes defensas debido al sistema táctico de tres centrales que ideaba. Sin embargo, esto no funcionó del todo salir bien y salió de la entidad blanquiverde en detrimento de un Raúl Agné que no mejoró en exceso este apartado. Con la nueva propiedad, el club califa ha buscado una reestructuración total de la defensa y, por ahora, las incorporaciones están dando el nivel con tan solo un gol en los tres primeros partidos de pretemporada.

Por ahora, los resultados están siendo bastante buenos. El conjunto cordobés fue uno de los clubes que antes empezó los entrenamientos y eso se ha notado en los primeros amistosos de esta preparación. Los chicos dirigidos por Juan Sabas no han estado del todo fluidos en la zona atacante, pero sí que hay que recalcar el trabajo defensivo que han logrado durante esta pretemporada. El Córdoba ha conseguido encajar tan solo un tanto en tres partidos de los cuales dos han sido ante rivales de su misma categoría. Los blanquiverdes, primeramente, visitaron el Estadio Iberoamericano Bahía Sur para enfrentarse a un San Fernando que no pudo llegar con facilidad al área visitante. Días después, los califas viajaron hasta tierras malagueñas para verse las caras con un recién ascendido a Tercera División. El Juventud de Torremolinos le puso más intensidad que los gaditanos, pero la calidad individual del cuadro cordobés fue crucial. Por último, el Córdoba se subió de nuevo al autobús, pero esta vez para jugar un amistoso contra el Algeciras. El cuadro algecireño no puso oposición a unos blanquiverdes que fueron mejores, aunque cometieron el único error defensivo de la pretemporada y les costó el tanto del empate.

Por otro lado, los resultados cosechados durante la pasada temporada no fueron los esperados para la hinchada cordobesista. De hecho, las dos últimas jornadas ligueras hicieron que el Córdoba no se clasificase para el play off exprés propuesto por la Real Federación Española de Fútbol. Unos números que no esconden la fragilidad defensiva que acaecía el conjunto blanquiverde a lo largo de su vuelta a Segunda División B. Si miramos únicamente a los ocho primeros clasificados del Grupo IV, el cuadro califa era el segundo que más goles había encajado en la competición tan solo por detrás de un Yeclano que finalmente marcó nueve tantos más que el club cordobés. La sangría zaguera y la falta de gol reseñable hicieron que la entidad dirigida por Abdulla Al-Zain no pelease por volver al fútbol profesional.

Y es que el trabajo de la dirección deportiva en esta ventana de fichajes ha sido frenético. La cúpula blanquiverde tenía claro que el punto débil principal de esta plantilla era la defensa y, a priori, lo han solucionado a la perfección. El plantel confeccionado por Alfonso Serrano para la temporada pasada se ha visto muy modificado ya que no siguen bastantes zagueros como Raúl Cámara, Fernández, Fidel Escobar, Chus Herrero, Ángel Moreno, Víctor Ruiz y Fernando Román. Por ello y gracias a las incorporaciones de Berto Espeso, Farrando, Bernardo Cruz y Álex Robles, el Córdoba ha solucionado ese superávit de defensores que contenía en su plantilla y ha logrado una zaga acorde a las aspiraciones que el club cordobés tiene en una nueva participación en Segunda División B.

Etiquetas
stats