A recuperar viejas sensaciones ante un deprimido Hércules

Uli Dávila pelea un balón ante el Atlético. FOTO: MADERO CUBERO
Villa recupera a Xisco, mantiene a Sebas y recluta a Juan Guerra para apuntalar a un Córdoba que se marca el reto de romper su racha de empates

En El Arcángel hay un plan. Unos rezan para que se cumpla; otros trabajan en ello. En la fría noche del domingo, el estadio ribereño albergará un partido para tipos curtidos. Un Córdoba-Hércules. Casi un clásico. Los locales, envueltos en una espiral de empates -en la Liga y hasta en el último amistoso ante el Atlético-, pretenden salir de este torbellino por la mejor puerta posible. Tienen que ganar. Ya han surgido voces en el vestuario que hablan de la necesidad de hacerlo. Esa presión que surge de las entrañas del vestuario suele ser la más efectiva. Señal de que hay hambre.

“Nos está faltando un poco de confianza con el balón en los últimos partidos”, ha admitido esta semana Abel, uno de los pesos pesados de la caseta blanquiverde y ex jugador del Hércules. A los alicantinos les falta eso y algo más. Mucho más, para ser exactos. Les faltan goles, puntos y autoestima. Marchan en la penúltima posición, un puesto completamente inesperado para la formación construida con el sello de Quique Pina, afamado -y también controvertido- forjador de plantillas con conexiones en Italia. Si el Córdoba tiene un reto, el del Hércules lo multiplica en dramatismo. Se ha cumplido un tercio de la Liga y aún no hay nada irreversible. O, al menos, eso es lo que se quieren creer muchos.

A Pablo Villa le falta Pedro, otra vez castigado por una expulsión. El medio de Aspe vio una doble amarilla en Alcorcón y dejará su sitio libre en la banda derecha. Durante la semana se ha especulado con el ingreso de Pacheco, aunque el abanico de opciones está abierto. Sin embargo, el argentino tiene la mayor parte de cartas a su favor. Villa ha elogiado sus prestaciones tanto en Alcorcón como en el ensayo del pasado jueves. Tendrá su premio. El entrenador blanquiverde, además, terminó satisfecho por las prestaciones que ofrecieron en el amistoso ante el Atlético de Madrid algunos jugadores de la cantera. Con Pelayo rehabilitado, Villa maneja varias fórmulas para hacer daño a un Hércules que llega muy herido. En la convocatoria sobresale la presencia del canterano Juan Guerra, mientras que el juvenil Sebas Moyano se mantiene en la citación.

En la escuadra alicantina sobresale por encima de todas, para la afición cordobesista, la presencia de uno de los iconos del Córdoba moderno: Javi Hervás. El mediocentro, una de las estrellas del equipo que jugó el play off de ascenso a Primera hace dos cursos, vuelve al escenario de sus éxitos formando parte -lleva cuatro jornadas sin entrar al césped y el suplente habitual- de un Hércules alicaído. El talentoso mediocentro puede ser una de las bazas del técnico Quique Hernández, otro ex cordobesista en tiempos que duele recordar. Al Hércules le faltarán Eldin y Azkorra, dos habituales en el once. Y también sigue fuera de la convocatoria el meta Falcón, por lo que Aulestia tendrá que salir al frente en una tesitura delicada. Más desgracias para un equipo que puede pegar un bocado en cualquier momento.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Saizar, Iago Bouzón, Armando, Fran Cruz, Raúl Bravo, Abel, Caballero, López Silva, Pacheco, Uli Dávila y Xisco.

HÉRCULES: Aulestia, Peña, Pamarot, Ortiz, Escassi, Yuste, Sissoko, Sardinero, Ferreiro, De Lucas y Portillo.

ÁRBITRO: Arias López (Cántabro).

CAMPO: El Arcángel.

DÍA Y HORA: Domingo (21:00, Teledeporte).

Etiquetas
stats