En racha, sin nuevas bajas y con Garai apuntando a Barcelona

López Garai, en el entrenamiento. FOTO: MADERO CUBERO
El Córdoba inició esta tarde la preparación del duelo con el Barcelona B con una sesión en que también estuvo López Garai, que se ejercitó aparte

Arranca una semana tranquila para el Córdoba, que tras empatar con el Mirandés deja atada, a falta de confirmación matemática, su permanencia. Arranca en materia de entrenamientos, puesto que el conjunto blanquiverde regresó esta tarde al trabajo con la mirada puesta únicamente en el encuentro del próximo sábado ante el Barcelona B. Ese partido se plantea para los califales como una oportunidad de lograr su mejor racha de jornadas sin conocer la derrota y, además, de mantener la lucha por alcanzar una plaza de play off de ascenso. Para el choque, que no va a ser nada sencillo para los de Albert Ferrer, no se contará ninguna ausencia como consecuencia del último envite con el cuadro burgalés. No cayó nadie lesionado ni acarreó sanción alguna. De esta forma, fue la primera vez en mucho tiempo que en la sesión inicial se tuviera que hablar de las bajas.

En ese sentido, la única duda que se presenta de cara al encuentro del sábado es la de Aritz López Garai. El vasco se perdió el partido ante el Mirandés por un problema físico del que tratará de recuperarse en los próximos días. De hecho, en el regreso al trabajo se ejercitó a buen ritmo sobre el césped del campo principal de la Ciudad Deportiva Rafael Gómez, aunque lo hizo apartado del resto del grupo. Quien sí podrá estar nuevamente a disposición del preparador catalán en el duelo del Mini Estadi, en la línea de medios, es Pelayo, que también estuvo ausente en el último choque jugado en El Arcángel por sanción. Si el futbolista de Barakaldo pudiera entrar en los planes de Ferrer, éste podría tener más posibilidades en el doble pivote. Tanto es así, que quizá se podría producir algún cambio en el once. Al mismo tiempo, en el capítulo de buenas noticias, Mikel Saizar continúa con su recuperación.

Con todo, habrá que esperar a ver cómo transcurre la semana y si definitivamente puede volver a ser de la partida López Garai y si no se produce ninguna baja de última hora, como sucediera hace algo más de siete días con Campabadal. En esas nuevas sesiones se atenderá también la posibilidad de que se produzcan modificaciones en la alineación que plantee el técnico blanquiverde ante el Barcelona B. En ese sentido, es posible que haya algún movimiento si se tiene en cuenta que el equipo no terminó de encontrar una buena versión ante el Mirandés. Ahí entrarían en juego, sobre todo, las posiciones en el centro del campo y en la media punta. Quizá el movimiento más previsible sea el que se pueda dar en la banda izquierda, en la que sorprendió la titularidad de Dani Espejo el pasado sábado. La salida del canterano podría significar el regreso al once de Juanlu o que López Silva ocupara su lugar para dejar la segunda punta a Uli Dávila.

Etiquetas
stats