¿Quién se quiere quedar en el Córdoba?

Flaño y Herrero encabezan el grupo en el último entrenamiento a puerta abierta del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Que esté el que quiera estar. Un punto de partida cargado de matices, pero honesto. El Córdoba empieza de cero en el sentido más literal del término. Y Alfonso Serrano, recién llegado a la dirección deportiva, parece tenerlo muy claro. No quiere malas caras, excusas ni dudas en el arranque. Todo lo contrario que sucedió el verano pasado, un periodo kafkiano en el que se pusieron los cimientos del desastre posterior. Si se aprendió de aquello es algo que se tendrá que demostrar ahora.

“El que no esté comprometido no tiene ningún problema para pedir la carta de libertad y marcharse”, dejó dicho Serrano -y a su lado estaba el presidente, Jesús León- en primera comparecencia oficial ante los periodistas. Le preguntaron, obviamente, al sustituto de Rafael Berges por sus intenciones con los supervivientes de la campaña del descenso. “Hablaremos con todos los jugadores y a cada uno le diremos la decisión que ha tomado el club, que la tenemos clara”, dijo. Quedan siete con contrato, más los que regresan de las cesiones. A algunos se les dijo adiós sin más demora. Todo estaba claro con Josema y Jaime Romero, con contratos en vigor pero ahora ya definitivamente fuera de El Arcángel. Su continuidad, por razones deportivas y económicas, era inviable.

Lavín, Fernández, Loureiro, Quim Araujo, Álex Quintanilla y Andrés Martín pertenecen a día de hoy al Córdoba. Este último se irá con absoluta seguridad. ¿Su destino? Al mejor postor. La venta del delantero de Aguadulce, que ha irrumpido con fuerza en la Segunda División con 19 años, será el salvavidas económico para el Córdoba. El Sevilla le quiere para cederlo a un Segunda, quizá el Cádiz. También le han tentado de Real Madrid -donde entrenará el legendario Raúl González- y el Barcelona para sus filiales. Será un verano intenso para el último producto de la cantera del Córdoba, que ya anunció la renovación del montillano Javi Moyano, un talento de 18 años por pulir.

“Es un proyecto nuevo”, reconoce Serrano, quien recalca que llega “de clubes que siempre han trabajado bien la cantera”, aunque “aquí no conozco a nadie” y ese será el punto de partida. Y, claro, teniendo en cuenta el escenario. “Mientras más gente haya de la cantera será mejor, pero dadas las circunstancias del club no creo que sea momento de realizar muchas apuestas; las habrá, pero no en un porcentaje muy grande”, expresó el vallisoletano.

Buscan gente con oficio y, a la vez, con hambre. Del mismo corte que el entenador, Enrique Martín Monreal, que estará entre los más veteranos de la categoría -tiene 63 años- pero que mantiene un espíritu indomable. Habrá quien se pregunte qué se le ha perdido a esta leyenda de Osasuna en Córdoba. Y probablemente tendrá pronto su respuesta. Serrano ya se está moviendo, aunque no solo. Cuenta con un experto en esta división como Jorge Rodríguez De Cózar, que se maneja bien en el peculiar mercado de este campeonato de 80 equipos de los que solo ascienden cuatro. “Lo hago todo el consenso; el que firma es el club y el que alinea es el entrenador, pero yo lo veo todo con ellos porque cuatro ojos ven más que dos”, confiesa Serrano, que no quiso entrar en valorar nombres concretos de refuerzos porque “con las redes sociales salen un montón”.

Es evidente que la transformación será absoluta. Algunos de los que tienen contrato en vigor se marcharán. Y quizá alguno de los que terminan el 30 de junio pudiera quedarse. Hay opciones para gente que puede ser diferencial como los veteranos Piovaccari -que tendrá pretendientes seguro por sus 12 goles en Segunda-, De las Cuevas, Flaño, Alfaro o Chus Herrero. El 30 de junio acaba también el vínculo con Vallejo y Javi Lara. Blati y Carrillo se desvincularon para irse al Vitoria portugués y al Hapoel Beer Sheva israelí, respectivamente. Y todos los cedidos regresaron a sus puntos de origen: Carlos Abad (Tenerife), Aguado (Real Valladolid), Luismi Quezada (Real Madrid Castilla), Luis Muñoz (Málaga), Álex Menéndez (Aris Salónica), Yann Bodiger (Toulouse), Carbonell (Valencia Mestalla) y Neftalí Manzambi (Sporting de Gijón). De los cedidos, el Córdoba ya rompió relaciones con Josema y retornarán Sebas Moyano (Valencia Mestalla), Víctor Mena (Salamanca), Zelu (Leonesa), Quiles (Recreativo de Huelva) y David Moreno (Balompédica Linense).

En el último curso en Segunda jugaron 35 futbolistas. Para el proyecto en Segunda B podrían quedar en torno a media docena. El 15 de julio, dentro de algo menos de un mes, tendrá que estar conformado el grueso de la plantilla para iniciar la fase de pretemporada a las órdenes de Enrique Martín.

Etiquetas
stats