El protocolo de Covid-19 para el deporte no profesional, más cerca

Entrenamiento del Córdoba en Nerja, con mascarillas presentes | CÓRDOBA CF

El Córdoba sigue pendiente de una resolución. Bueno, lo está de dos. La primera es la ya conocida de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sobre su inscripción a través de Unión Futbolística (UFC). Mientras, aguarda también la aprobación definitiva de un protocolo de Covid-19 para iniciar su ciclo de amistosos y, sobre todo, saber por fin cuándo comienza la próxima temporada. Pero no permanece atento por su primer equipo tan sólo sino también por otros como el Femenino o su filial. Muy parecida, si bien con avances mucho más claros gracias a otras instituciones, es la situación para el resto de clubes de la provincia del deporte no profesional –y esto es, hoy por hoy, la totalidad pese a que algunos como los dos conjuntos de Priego de tenis de mesa o el Córdoba Patrimonio de la Humanidad militan en máxima categoría–. Con una elevada incertidumbre aún, lo cierto es que el plan de prevención y acción ante el coronavirus está cada vez más cerca. De hecho, se espera que esté la próxima semana.

La intención del Ministerio de Cultura y Deporte, con José Manuel Rodríguez Uribes al frente, tiene la intención de que en los días venideros el protocolo armonizado para las ligas no profesionales sea una realidad. Es el compromiso adquirido desde la referida cartera gubernamental. Dicha pretensión la conocieron el viernes los consejeros de Deportes de las distintas comunidades autónomas en una reunión con el ministro para avanzar y cerrar la elaboración del dossier. Entre otros asuntos, tal y como informó el diario As, el plan contempla la realización de test PCR con 72 horas de antelación en relación con el comienzo de las competiciones “de relevancia”. La lista en este sentido la conforman la Liga Iberdrola femenina, Segunda B y Tercera también de fútbol, Primera Femenina, LEB, Primera de baloncesto en silla de ruedas, Asobal y Guerreras Iberdrola femenina de balonmano o la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS).

Así, el Consejo Superior de Deportes (CSD) ha establecido esta medida de cautela de cara al inicio de cada campeonato. También, según precisó As en su noticia, se tiene la idea de efectuar “50 controles de PCR aleatorios no anunciados a lo largo de la temporada”. El objetivo en todo caso es que el deporte, en su totalidad, pueda retomar el pulso a la normalidad -la nueva, como se denomina- con total seguridad y sin riesgo -o un riesgo minimizado pues el cero no existe- de verse afectado en algún momento. Ahora, parece que la discusión gira en torno a quién asume el coste y si es necesaria tanta prueba, básicamente porque la crisis es mucho más que sanitaria. La economía de las entidades de las categorías mencionadas, no todas pero una mayoría, está en una situación delicada y resulta difícil asumir tales facturas.

En cuanto a la elaboración del protocolo para todo el deporte no profesional cuenta con aportaciones del Comité Olímpico Español (COE) y las distintas federaciones. Y en su texto también recoge aspectos como la necesidad de alojamiento de equipos en habitaciones individuales, comedores separados o la designación de un responsable de Covid-19 en cada conjunto. Unas medidas éstas que, claro está, suponen también otro gasto añadido y no bajo. Además, el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes avisó de que se debe salvaguardar “la igualdad de oportunidades” en todas las competiciones. La aprobación de este plan resulta esencial en algunas disciplinas como el fútbol sala, ya que la pretemporada de todos los clubes está en el aire -con algunas suspensiones- y tampoco se conoce cuándo, cómo y dónde arranca cada uno la próxima campaña.

Etiquetas
stats