La Primera División toma más acento andaluz

.

Es un hecho más que probado que Andalucía es una de las principales referencias del fútbol sala nacional. Y Córdoba destaca ahí como gran aspirante al trono regional en cuanto a talento individual, auspiciada aún más desde la llegada del Córdoba Patrimonio de la Humanidad a la élite. No obstante, en lo que a equipos se refiere, el Jaén Paraíso Interior se mantiene como el gran referente autonómico, pues su palmarés sobresalen dos Copas de España (2015 y 2018), además de varios subcampeonatos de Copa del Rey y Supercopa. Sin duda, el cuadro jienense está viviendo su etapa de mayor esplendor y, junto a los blanquiverdes, han formado la dupla de representantes andaluces en la máxima división de la Liga Nacional de Fútbol Sala.

Sin embargo, dicha nómina se verá aumentada de cara al próximo curso, en el que los derbis regionales aumentarán con la presencia, como mínimo, de un equipo más. El Real Betis ya es oficialmente de Primera División, después de que la Real Federación Española de Fútbol decidiera suspender el resto de la fase regular del torneo. Por tanto, el cuadro verdiblanco, como líder destacado de la Segunda División, se ha hecho con la promoción directa. Un premio merecido después de varios intentos de la entidad sevillana de alcanzar la élite. De hecho, el suyo ha sido durante las últimas campañas el proyecto con mayor ambición de la categoría de plata, con un presupuesto muchas veces inalcanzable para otros conjuntos. No obstante, la travesía se ha visto frenada en el momento decisivo en los dos últimos cursos, y justamente ante adversarios andaluces. En efecto, los béticos cayeron hace dos años frente al UMA Antequera en la fase de ascenso, mientras que el pasado año se vieron remontados contra el Córdoba Futsal.

Por tanto, la idea este año era hacerse de manera autoritaria con la primera posición de la tabla, lo cual mantenían con firmeza hasta la suspensión de la liga. Con los verdiblancos aumenta un cupo que podría incluir además otro conjunto andaluz, lo cual beneficiaría en gran medida a la entidad presidida por José García Román, pues los desplazamientos serían mucho más asequibles de cara a la crisis económica que se avecina. En este caso se trata del BeSoccer UMA Antequera, club que ha estado peleando hasta última hora por esa primera posición. El club universitario era el segundo clasificado cuando se decretó el estado de alarma, y bajo esa condición afrontará el anunciado play off exprés de ascenso, en el que compartirá cartel con Soliss Talavera, Manzanares e Irefrank Elche.

Etiquetas
stats