“Ya pasó el festejo, hay que empezar a sumar”

López Garai en un entrenamiento del Córdoba. | ÁLVARO CARMONA
López Garai apunta la necesidad de pensar únicamente en el Celta, un rival ante el que "se puede empezar a ver el nivel" del Córdoba y que "va a apretar y exigir mucho más"

Desde este momento sólo cabe pensar en el próximo duelo con el Celta. El ritmo de la competición no permite detenerse en lo que sucediera apenas dos días antes. Cierto es que todavía se mantiene el buen sabor de boca por la imagen ofrecida ante el Real Madrid, pero eso ya quedó atrás. Así de claro lo tiene el vestuario del Córdoba y también Aritz López Garai, que este miércoles en sala de prensa recordó que el lunes "empezó la Liga y ya pasó todo el festejo de ir al Bernabéu". "Eran puntos en juego que perdimos y ahora hay que empezar a sumar", concluyó en ese sentido, no sin valorar el juego realizado por el conjunto blanquiverde en Chamartín. "Creo que competimos bien, sabíamos dónde jugábamos, contra quién y en qué circunstancias llegábamos, porque era el primer partido y todavía no estábamos al 100 por 100", indicó al respecto.

A pesar de esa última consideración, el vasco destacó que el equipo no perdió la cara al encuentro en ningún instante. "Competimos bien y estuvimos metidos en el partido hasta el final, incluso en los últimos minutos sólo había un gol de ventaja, con lo que puedes marcar y empatar", señaló. Así las cosas, consideró que en Madrid el cuadro califal estuvo "a la altura de las circunstancias". Con todo, eso quedó atrás, como advirtió el propio centrocampista, que optó por atender únicamente al choque con el Celta. En ese duelo quizá "se puede empezar a ver el nivel" que el equipo de Ferrer puede dar ante rivales que a priori estarán en la misma lucha, algo que sin embargo no vio tan claro López Garai. En ese sentido, expuso su idea de que el cuadro gallego "va a hacer un gran año y tiene un potencial tremendo", de forma que lo importante es "por lo menos competirles e intentar ganar".

Para eso, el medio centro entendió que el Córdoba tiene que estar "al mismo nivel que el lunes", sobre todo "en intensidad, porque si no en Primera nos va a penalizar". Por tanto, insistió en que, de cara al encuentro del sábado, "no vale con hacer un buen partido en el Bernabéu y quedarte con eso, porque la realidad no va a ser ésa". En cuanto al Celta, avisó de que es "un rival que va a apretar y exigir mucho más, que tiene muchísimo potencial ofensivo y mete goles con muchísima facilidad", por lo que tocará "hacer un trabajo muy, muy bueno sin balón y con él tener desparpajo". "En El Arcángel tenemos que ser capaces de hacer un buen fútbol ofensivo, que guste a la gente, y sacar partidos adelante", añadió. En ese aspecto, reiteró las intenciones de Ferrer para el juego de su equipo. "El míster quiere que seamos protagonistas y contra el Celta vamos a intentar serlo, pero no va a ser fácil", expresó antes de advertir de que "eso de dominar por completo al rival los 90 minutos en Primera no existe y hay que saber pasar los momentos malos y cuando llegue el bueno intentar marcar".

En el plano personal, López Garai tuvo la oportunidad de debutar en la máxima categoría el lunes en el Bernabéu, un estreno que le llega a los 33 años, pero que sienta igual de bien. "Es un poco la ilusión que tienes cuando empiezas en esto del fútbol, jugar en Primera. El otro día tuve la oportunidad de hacerlo y en ese sentido estoy muy feliz", admitió. Por otro lado, se volverá a enfrentar con su ex equipo, un Celta del que tiene "un recuerdo muy bueno". "Fueron dos años muy buenos, porque el club venía de una situación difícil y el primer año fue muy complicado, pero el segundo estuvimos a punto de subir. A partir del sábado les deseo lo mejor", indicó.

Etiquetas
stats