Pasen y vean: el Córdoba de Djukic se deja querer

Djukic, de blanquiverde, en su primer día en el Córdoba | ÁLVARO CARMONA
La Ciudad Deportiva acoge una sesión de entrenamiento matinal abierta al público | El entrenador serbio prepara el crucial partido del próximo sábado ante la Real Sociedad

Con compañía será mejor. A nadie se le escapa la relevancia que puede tener El Arcángel en el desafío del Córdoba por la permanencia. Al calor del hogar debe hacerse fuerte para reconducir su trayectoria y ganar un partido más pronto que tarde. El próximo sábado llega la Real Sociedad (22:00, Cuatro) y hoy se espera que los blanquiverdes, con nuevo jefe, reciban un baño de cariño de sus aficionados. Ésa es la idea al abrir las puertas de la Ciudad Deportiva, donde a partir de las 10:30 se ejercitarán todos los componentes de la plantilla a las órdenes de Miroslav Djukic. El serbio tiene un buen grupo para elegir. Sólo están descartados Crespo, lesionado, y José Carlos, pese a que éste lleva ya tiempo preparándose al ritmo del resto aunque arrastra varios meses de inactividad competitiva.

Después de un martes intenso, con llegada a Córdoba, conferencia de prensa, visita a las instalaciones y primer contacto con los que van a ser sus jugadores, Djukic comenzará a fijar conceptos en un Córdoba que precisa puntos con urgencia. Ya declaró el entrenador que lo prioritario es “sacar la presión y la ansiedad” a una formación que arrastra el estigma de ser la única que todavía no ha ganado un partido en Primera División. Y quizá no haya adversario más propicio que la Real Sociedad, que llega en plena revuelta después de la derrota en Anoeta frente al Getafe (1-2) y con sólo un punto más que el Córdoba, que es colista con cuatro. Jagoba Arrasate, preparador donostiarra, se juega su porvenir. En el Córdoba ya han pasado por ese episodio y ahora, como suele suceder, hay un estímulo extra en todos.

Las instalaciones del Camino de Carbonell se abrirán hoy en lo que supone una circunstancia excepcional, ya que durante la etapa de Ferrer al frente del equipo apenas se dieron un puñado de sesiones postpartido a ojos del público y sólo 15 minutos antes del último entrenamiento antes del partido para que los medios puedan captar alguna imagen. No se prevé que haya cambios en la norma. Sin embargo, la ocasión requería una concesión, un guiño a los aficionados en un momento delicado para la entidad. Después de ocho jornadas, en la última posición y sin un triunfo que echarse a la boca, ha destituido a Ferrer, el entrenador del ascenso, para apostar por la experiencia y el carácter de Djukic. Una nueva era ha comenzado y los seguidores, por un día, podrán alentar a sus jugadores durante un ensayo semanal completo.

Etiquetas
stats