Un partido sin tradición que se convierte en clave

Lance del último Córdoba-Alcorcón en El Arcángel. FOTO: MADERO CUBERO
Un Alcorcón en situación desesperada acude por cuarta vez a El Arcángel, donde le espera una calderacon récord de público

Las circunstancias han convertido el Córdoba-Alcorcón (domingo, 17:00 horas) en un partido con aires de examen final. Quedarán ocho más y decir que cualquier desenlace es posible no es mentir. Pero éste, precisamente éste, es el partido con mayúsculas. ¿Por qué? Sobran las razones. Ahí van unas cuantas. El Córdoba lleva toda la segunda vuelta sin ganar ante su afición, está más cerca del descenso que del play off, el cuadro alfarero es un adversario directo -en la lucha por eludir las últimas plazas- y el club ha establecido una política de precios inédita: tarifa plana de 3 euros en cualquier zona del campo y regalo de una entrada a cada abonado. Además, el estado de ánimo anda de subidón después de un triunfo crucial en El Molinón, donde el club nunca había conseguido vencer en toda su historia. El 1-2 ante el Sporting alivió la situación y activó todos los resortes del cordobesismo para convertir el estadio ribereño en una caldera. Ahí esperan que se fría el Alcorcón. Pero hay que jugarlo.

Los duelos con el Alcorcón no son precisamente un clásico. Ni en Segunda ni en ninguna otra categoría. Ambas entidades han vivido en planos distintos de la realidad hasta que hace cuatro años el modesto equipo madrileño irrumpió como un ciclón en el panorama del fútbol nacional. Empezó con gestas en la Copa del Rey -el inolvidable “Alcorconazo” ante el Real Madrid, un 4-0 en Santo Domingo- y concluyó ascendiendo a la división de plata para convertirse, bajo la etapa de Anquela, en una potencia. Llegó a disputar un play off de ascenso a Primera. Ahora experimenta la cara más oscura. La temporada se le ha torcido y la posibilidad de descender está ahí. Se juega mucho en Córdoba.

En sus tres visitas anteriores al estadio de El Arenal consiguió toda la gama de resultados posibles. La primera vez fue impactante. Con Anquela al mando y un equipo con una moral de hierro, el Alcorcón goleó a los blanquiverdes, dirigidos entonces por Lucas Alcaraz, con un rotundo 1-4. En el curso siguiente, el de Paco Jémez, las tornas cambiaron. Los locales se llevaron el triunfo por 3-1, con dos goles de Borja García y uno magistral de López Silva, que después de destrozar la cintura a su marcador lanzó una vaselina por encima del portero. En el emparejamiento más reciente, el de la Liga 12-13, el tanteo fue de empate (1-1). Los amarillos se adelantaron con un gol del ex blanquiverde Oriol Riera, quien se ganó la animadversión de la grada después de una desafortunada coreografía en la celebración. Joselu amarró el punto en el último suspiro.

Etiquetas
stats