El partido de las preguntas

Jugadores en la presentación de una camiseta especial para la ocasión |  CÓRDOBA CF

¿Se llenará El Arcángel? ¿Será capaz el Córdoba de “estar a la altura” como equipo, tal y como reclamó Agné en las vísperas? ¿Los que estarán presentes en el palco se perpetuarán en el futuro? ¿Será el Córdoba de este domingo el mismo que regrese dentro de quince días? De momento, hay una serie de urgencias subrayadas en la atestada libreta de asuntos pendientes. Pero todas se resumen en dos: ganar (el equipo) y cobrar (todos a los que se les debe dinero, que son bastantes). A partir del lunes ya se verá por dónde sopla el viento en el pionero proceso de venta de la unidad productiva del Córdoba, la “única” tabla de salvación a juicio de los administradores judiciales que pilotan la nave que el anterior gestor -Jesús León, investigado por la presunta comisión de varios delitos societarios- dejó destrozada en medio de la tormenta.

El Córdoba-Mérida viene con un envoltorio sentimental de fondo dramático. Como no hay un euro para abordar pagos urgentes se han multiplicado las iniciativas recaudatorias. El partido fue declarado Día del Club y los abonados tienen que desembolsar entre 5 y 15 euros por ocupar su localidad. La respuesta se verá en la ocupación de la grada. Este sábado hubo largas colas en taquillas desde primera hora de la mañana, después de una jornada de poca actividad el día anterior por el temporal de lluvias y viento que azotó la ciudad. Si el Córdoba consigue reunir en torno a los diez mil espectadores -sus socios, poco más o menos- podría interpretarse como una buena noticia, dada la tradicional tendencia a la inacción de otros sectores más allá del núcleo de fieles blanquiverdes.

En lo deportivo, Agné lo tiene tan claro como todos sus jugadores, a quienes elogió por su “admirable comportamiento como profesionales” en las durísimas circunstancias que les ha tocado vivir. No cabe más camino que el de la victoria ante el Mérida, un recién ascendido que marcha con 11 puntos en la zona de descenso y que provoca tanto recelo como cualquier adversario del grupo IV.

Al Córdoba ya le han dado algunas sorpresas desagradables -fuera de casa le han pegado por todos lados, ya que no ha ganado aún ninguna vez- y no está dispuesto a emborronar su expediente casero. En El Arcángel es el mejor del campeonato -15 puntos sobre 18, con solo dos goles recibidos- y va a por su sexto triunfo al calor del hogar. Una pifia no se contempla en un escenario como el que se verá este domingo, con mucha gente en la grada y un cariño que solo se puede compensar con un marcador favorable. ¿Presión? Pues sí. Pero si el Córdoba no está ya habituado a moverse en ese ambiente, pues mejor echa la persiana y nos vamos todos a casa.

Faltará Owusu, que ha cumplido compromisos con la selección sub-23 de Ghana, quedándose a un paso de la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokyo: perdieron en los penaltis contra Sudáfrica en la lucha por la tercera y última plaza. Tampoco estará disponible Antonio Moyano. El joven talento montillano sufre molestias físicas que le están impidiendo ejercitarse con normalidad. Sí están ya disponibles Xavi Molina y Jesús Álvaro, que entrenaron al ritmo de sus compañeros durante otra semana frenética en el seno de la entidad. Y también Fidel Escobar, que retorna de sus partidos con la selección de Panamá para incrustarse directamente en el once salvo improbable sorpresa.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Isaac Becerra, Fernández, Djetei, Fidel Escobar, Jesús Álvaro, Imanol García, José Antonio González, Zelu, Javi Flores, De las Cuevas y Juanto Ortuño.

MÉRIDA: Javi Sánchez, Melchor, Mario Gómez, Emilio, Héctor, Del Castillo, Santi Villa, Jesús Mena, José Gaspar, Cristo y Espinar.

ÁRBITRO: Martínez Montalbán (Comité Murciano).

CAMPO Y HORA: El Arcángel (17:00 horas, Footters).

Etiquetas
stats