Con Oltra al frente no se había visto nada igual

El 3-0 en El Alcoraz de Huesca supone la derrota más abultada del Córdoba desde que el técnico valenciano llegó al equipo

Jamás se había visto nada igual con Oltra al frente del Córdoba, que salió este domingo de El Alcoraz con un resulto sonrojante: 3-0. La derrota más dura desde que el técnico valenciano dirige a los blanquiverdes. "Me preocupan los goles encajados, la sensación de impotencia, de no jugar bien, de perder la identidad que habíamos demostrado hasta la fecha. Es una derrota sin paliativos, un severo correctivo, por lo tanto hay poco que objetar", dijo un compungido Oltra a los periodistas al final de un encuentro que puede marcar un punto de inflexión. ¿Habrá cambios en el equipo? Parece que no hay dudas al respecto. El asunto está en comprobar, ahora ya con fuego real, si los recambios aportan una solución al agujero que a día de hoy se detecta en el Córdoba. Se avecina el primer chequeo a la confección de la plantilla, una cuestión en tela de juicio por parte del cordobesismo durante este verano.

¿Una reconducción del sistema de juego? En la pasada campaña, tras un arranque en el que se encajó una cantidad de goles "inasumible", según etiquetó el propio Oltra después de sucumbir por idéntico marcador (3-1) ante Leganés y Alcorcón en las jornadas segunda y tercera, el valenciano ajustó piezas y apostó por no asumir más riesgos de los necesarios. Arriba tenía a un señor llamado Florin Andone que garantizaba situaciones de gol de manera permanente. Le secundaban expertos puntas como Xisco y Fidel. Ninguno de ellos está ahora por aquí. Con un nuevo tridente -Juli, Alfaro y Rodri- en fase de acoplamiento, el Córdoba necesita proteger su portería. Y no lo está haciendo. Además, la figura de Pawel Kieszek, que ha ocupado la titularidad en lugar del ghanés Razak, se ha difuminado después de encajar unos cuantos goles con apariencia evitable. Hay problemas encima de la mesa y a Oltra le toca resolver detrás de las puertas cerradas de la Ciudad Deportiva.

El 3-0 de El Alcoraz supone el marcador más duro para Oltra en los 49 partidos que lleva con las riendas del Córdoba CF. Es, además, la segunda vez que encaja esa cifra de goles en los cuatro partidos que se llevan de Liga 16-17, tras el 3-3 ante el Lugo en El Arcángel. En toda su trayectoria cordobesista, Oltra sólo vio más de tres goles en contra en una ocasión. Y su equipo no perdió. Fue el 4-4 del pasado curso en el Nou Estadi de Tarragona frente al Nástic, un pleito alocado hasta el extremo en el que Florin Andone firmó un hat track insuficiente. Para encontrar el 3-0 más reciente, Oltra tiene que bucear en el archivo. Hasta la jornada 11 de la Liga 14-15, cuando dirigía al Recreativo de Huelva. Pasó por el Colombino como un vendaval, imponiéndose por 0-3, el Numancia... de Anquela. Sí. El mismo técnico que este domingo en Huesca, casi dos años después, amargó la tarde a Oltra.

Etiquetas
stats